«Si Jesús Sánchez aplicara el mismo rasero para todos, no habría gobierno»

La exconcejala langreana Tamara Argüelles. / J. C. ROMÁN
La exconcejala langreana Tamara Argüelles. / J. C. ROMÁN

«Desde el inicio del mandato ha habido discrepancias, porque este ejecutivo está basado en una política personalista y totalitaria»

MARTA VARELA LANGREO.

La primera crisis del equipo de gobierno de Langreo comenzó con la destitución, por resolución de Alcaldía, de todas las competencias de la responsable de la Cultura langreana, Tamara Argüelles, tras pedir un coche municipal para asistir a dos reuniones municipales. Comenzó así una semana de desacuerdos públicos entre IU y el Partido Comunista (del que Argüelles que fue secretaria general), que terminaron con la dimisión de la concejal por petición de IU y consenso con el Partido Comunista. Al entregar su acta, señaló que se marchaba por «no dañar a la organización», pero que al mismo tiempo se le había sometido a «todo un linchamiento».

-IU le pidió su dimisión por utilizar el coche municipal para acudir a dos comisiones en las que cobraba dieta. ¿Por qué lo hizo?

-Obviamente si no hubiera problemas de organización y gestión, esto no hubiera ocurrido. Se hizo demagogia política para venderlo públicamente. Yo me desplazo cotidianamente en el transporte público y se dio cuenta, a través de un informe de área, de que era para funciones exclusivamente ligadas al desempeño de mi responsabilidad como concejal. Aun así, mediante el Registro, solicité que se descontara de las dietas el gasto ocasionado. Son dietas de las que aporto el 30% a IU. Es una cantidad que no dan todos los concejales, ni los que están con liberaciones. En cualquier caso, ya pedí disculpas por ello.

-En su dimisión habló de discrepancias anteriores. ¿Las hubo?

-Desde el comienzo del mandato. Siempre existieron, aunque los desencadenantes de esta crisis de gobierno fueron la subida de los impuestos, el presupuesto con carácter no participativo, los problemas continuos por temas como la limpieza, las faltas de respeto en redes sociales, en asambleas a los vecinos; los cementerios, los problemas en la Policía y, obviamente, en el apartado de Personal. Se adquirió una conciencia patronal que, desde luego, no la pienso asumir, ni aceptar. La conciencia de clase es algo inviolable. Además, no se ha cumplido el programa electoral, ni el organigrama de funcionamiento que marcó IU. Estamos en el mandato con más liberaciones de la historia de los gobiernos de IU y eso es ético, pero, en cambio, no se tiene en cuenta a la gente que trabajamos y eso es inadmisible. Meses sin comisiones de alguna área, sin debates internos; comisiones fuera plazo... Eso no es transparencia, es un gobierno basado en una política personalista, totalitaria y ególatra.

-El alcalde la destituyó por incumplir el código ético.

-Si ese rasero que marca el alcalde se aplicara para todos por igual, incluido él, ya no habría gobierno.

-¿Puede haber más incumplimientos de ese código ético?

-Por supuesto que sí y es vox populi en el Ayuntamiento y en el propio concejo, pero, en cambio, no se interviene y se siguen tapando para aguantar una Alcaldía a cualquier precio. Esti gobierno ye especialista en eso, en dar titulares sin cumplir ni el propio programa electoral.

-También se le acusa de haber gastado todo el presupuesto de Cultura.

-Se pretende que Cultura sea un concepto de recaudación municipal. Se planteó un recorte de una forma indirecta, pero no debía repercutir en las taquillas, entre otras cosas, porque muy son necesarias para seguir invirtiendo en la programación del resto del año. Obviamente se ha ampliado crédito al no repercutir la taquilla como en el año pasado, pero también estaría mintiendo si no reconociera que han utilizado esta área como cajón de sastre de otras, incluida Alcaldía. Yo en octubre ya tenía ejecutado el 90% del programa electoral y había incluido nuevas actividades que influyeron en la economía local.

El asesor del alcalde

-¿Por qué hay tanta beligerancia hacia su gestión?

-Es demagogia política para hacer una reestructuración y así acabar con dos problemas muy latentes en IU y en el equipo de gobierno. Uno es la gestión nefasta de personal y el segundo, la situación del asesor del alcalde, además de consolidar una candidatura de confluencia para las próximas elecciones, línea y escenario político que no comparto.

-Habla del asesor del alcalde, que podría abandonar el puesto no remunerado que ahora tiene y ocupar el suyo.

-No remunerado se dice, pero lo cierto es que la actual dirección de IU está pagando al asesor del alcalde en concepto de dietas y desplazamientos. Es un problema heredado de la anterior dirección y que causó una dimisión en la dirección actual, pero ésta aún no ha dado cuenta a sus afiliados. Así que vuelvo a repetir que la demagogia política y el código ético están servidos.

Temas

Langreo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos