Una jira para coronar con 'cum laude' las fiestas de San Pedro

Cientos de jóvenes disfrutan de la jira felguerina en el prau de Castandiello. / J. C. ROMÁN
Cientos de jóvenes disfrutan de la jira felguerina en el prau de Castandiello. / J. C. ROMÁN

Los langreanos valoraron muy positivamente la recuperación del Concurso Nacional de Hípica de La Felguera

MARTA VARELA LANGREO.

En uno de los cientos de corros de camisetas de colores, no faltaba de nada. Empanadas, mucha tortilla, bollos preñados y los mejores caldos asturianos. Fueron los ingredientes esenciales para que cientos de vecinos del valle del Nalón disfrutasen ayer de uno de los actos más esperados de las fiestas felguerinas de San Pedro, la jira a Castandiello.

Como cada año, se cumplió con el ritual. Durante las primeras horas de la tarde, los langreanos socios de San Pedro acudieron a recoger su bollo preñado y la botella de vino. A las cinco de la tarde, las calles felguerinas se animaron y los romeros fuesron concentrándose en el parque Pinín, desde donde se comenzó a subir hacia el prau de Castandiello, con una alegría desbordada. Otros, más cautos, prefirieron festejar la jira en algunos locales hosteleros donde la animación y la fiesta era también palpable, como lo fue durante toda la jornada.

Jóvenes y familias fueron ocupando las distintas zonas del prau donde degustaron las variadas viandas . Allí cantaron, sonó la música y disfrutaron de un gran día de sol. A las ocho y media de la tarde, emprendieron la bajada por las calles donde los vecinos iban refrescando a los romeros. Todo era válido para refrescarse. Hubo globos de agua, calderos, mangueras y pistolas de agua para ello.

Mientras tanto, los más pequeños pudieron disfrutar de una fiesta de la espuma especial, sólo para pequeños. Mientras tanto, las peñas, grupos de amigos, familias y asociaciones se fueron concentrando en la plaza Setsa, donde terminada la fiesta de los más pequeños y la espuma comenzó a multiplicarse para que los mayores también disfrutasen de ella.

Pénjamo, presente

La jira sirvió también para que los vecinos de Pénjamo, representados por la Asociación Cultural El Güesperón, recibiesen cientos de muestras de cariño y de apoyo para que comiencen la lucha para abrir las piscinas al aire libre del barrio. Allí aprovecharon para recoger firmas, como ya adelantó EL COMERCIO. Y es que los de Pénjamo también participaron en la jira, ataviados con traje de baño, gorros para piscina y toallas. En esta guisa, recopilaron rúbricas para exigir a las instituciones locales y regionales que busquen una solución para reabrir las piscinas. Fueron muchos los que suscribieron esta petición.

Los festejos continuaron en horario nocturno con la celebración de la última gran verbena, desde las once de la noche en el parque Viejo, y un gran espectáculo de fuegos artificiales a medianoche, en el entorno del colegio público Turiellos.

Las fiestas de San Pedro 2017 finalizarán hoy con la celebración del Día del niño y de la niña. También habrá una gran feria en el parque Antonio García Lago en la que las atracciones tendrán descuentos especiales para despedir la fiesta.

Entre las risas de los más pequeños, La Felguera se despedirá de sus fiestas patronales que este año han tenido un gran protagonista que se espera se consolide en los próximos años, el Concurso Hípico Nacional, celebrado en los días grandes de la fiesta, después de más de treinta años de ausencia en el calendario langreano. El certamen fue muy bien acogido por los langrenos ya que, en el recuerdo de muchos de ellos, estaba esta actividad que este año volvió a los terrenos de Nitrastur, en Barros.

Temas

Langreo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos