José Luis Fernández, nuevo capitán del cuartel de la Guardia Civil en Mieres

José Luis Fernández. /  M. ROJAS
José Luis Fernández. / M. ROJAS

Es natural de León, tiene 50 años y lleva más de treinta en el cuerpo. Estuvo en la Jefatura de Tráfico de Oviedo, donde fue segundo en el mando

A. FUENTE MIERES.

Tiene 50 años de edad y suma más de treinta en el cuerpo. José Luis Fernández, natural de León, ha asumido recientemente la jefatura de la compañía de la Guardia Civil de Mieres, de la que dependen también los puestos de Pola de Lena, Ujo y Moreda. El nuevo capitán ha estado desarrollando sus últimos tres años las labores de segundo mando del destacamento del subsector de Tráfico en Asturias.

La jefatura interina de Mieres estaba ocupada, hasta el momento, por el teniente José Ramón Rojo Vázquez, quien sigue en el destino. El relevo en el mando estaba ya previsto desde el pasado mes de diciembre, pero no se ha producido hasta hace dos semanas.

Entre los retos del nuevo capitán se encuentra el mantenimiento de las bajas tasas de criminalidad que se registran en la comarca del Caudal. También tendrá que abordar el plan para la construcción del nuevo cuartel así como el objetivo inicial previsto por el Gobierno de tener en servicio este equipamiento en 2019, aunque ahora apuntan a 2020. Eso sí, ya se informó de que las obras darán comienzo a lo largo de este ejercicio. Fue el delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo, quien ofreció los detalles del proyecto en enero de 2016, cuando todavía se estaba procediendo al derribo del viejo edificio. Entonces, detalló que el presupuesto total será superior a los seis millones de euros.

El antiguo cuartel de Mieres fue construido en 1952 y, como muchos edificios de la época, se vio afectado por aluminosis en el hormigón, algo que podía provocar el desplome súbito por la pérdida de resistencia de las vigas. En 1995, un informe técnico constató que el inmueble comenzaba a padecer estos síntomas. En 2008, un nuevo estudio aconsejaba que era preciso su desalojo y clausura. Esto supuso que los agentes ocuparan el antiguo ambulatorio Mieres-Sur, recinto que se encuentra junto a la explanada de La Mayacina, en el que todavía continúa el cuerpo.

En el concejo, todavía hay dudas sobre los plazos que manejan desde el Gobierno. Y es que hay antecedentes de otras promesas y otras fechas, eso sí, con otros ejecutivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos