El juez absuelve a las acusadas de dejar morir de hambre a un perro en una huerta allerana

A. F. G. POLA DE LENA.

El juez no apreció delito y absolvió a las dos alleranas acusadas de dejar morir de inanición a un perro en junio del año pasado. La acusación particular -ejercida por la Asociación Nacional Animales con Derechos y Libertad (Anadel)- pedía un total de un año de prisión para las dos, seis meses para cada una, además de multa individual de un año a razón de cinco euros al día. La entidad no comparte esta resolución y el abogado Juan Antonio Blanco Menéndez ya anuncia que va a presentar un recurso para exigir la condena a estas dos mujeres.

El juicio se celebró el pasado mes de septiembre en los juzgados de Pola de Lena. Fue entonces cuando las acusadas, M. M. L. B. y P. M. S., admitieron ante el juez que fueron ellas quienes se hicieron cargo de can, pero que tampoco recibía mucha atención, algún hueso una vez por semana.

Fue la Asociación Protectora de Animales de Aller la que alerto del caso y Anadel presentó denuncia ante el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona). Hallaron al animal atado con una corta cadena y rodeado de excrementos en una la huerta que se encuentra entre las localidades de Villanueva y Caborana.

El colectivo demandante sostiene que el perro pudo morir de inanición. Los vecinos avisaron al percibir un fuerte olor procedente del terreno donde se encontró el cuerpo descompuesto.

El animal, siempre según Anadel, se encontró rodeado de excrementos, en una situación higiénico sanitaria deficiente, sin agua y sin el alimento necesario. «Todo apunta que el perro murió por inanición, debido a la falta de cuidados de sus responsables, lo que habría producido una muerte lenta y agónica», señalaron desde la asociación protectora.

Fotos

Vídeos