Un langreano asume 18 meses de prisión, que no cumplirá, por compartir pornografía infantil

El acusado, de espaldas, respondió ante el juez en Langreo. / J. C. ROMÁN
El acusado, de espaldas, respondió ante el juez en Langreo. / J. C. ROMÁN

El acusado fue condenado por un delito de tenencia y distribución de fotos de niños desnudos a través de redes sociales y mensajes de Whatsapp

MARTA VARELA LANGREO.

G. M. G., vecino de Langreo, de 45 años, admitió ayer an te el juez que había cometido un delito de corrupción de menores por poseer, compartir e intercambiar con otras personas imágenes de menores desnudos a través de las redes sociales y mensajes de whatsapp con el teléfono móvil. El juez le condenó por ello, aunque se librará de ingresar en prisión al no tener antecedentes penales previos.

El acusado permaneció durante la sesión cabizbajo, intentando proteger su intimidad con una gorra deportiva. Mientras, su abogada articulaba con la Fiscalía del Juzgado de lo Penal de Langreo un acuerdo. Finalmente, hubo conformidad y G. M. G. aceptó una pena de 18 meses de prisión -pero no entrará en la cárcel siempre y cuando no delinca durante los próximos tres años-. Transcurrido este tiempo, se deberá someter a otros 18 meses de libertad vigilada.

En un principio, la Fiscalía solicitó para él dos años y medio de prisión y otros tres de libertad vigilada. Sin embargo, el langreano logró reducir la pena a la mitad, entre otras percepciones, porque el acusado carecía de antecedentes penales. Además, deberá además abonar los gastos de las costas procesales y estará inhabilitado para el ejercicio de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Hechos probados

La investigación probó que G. M. G., nacido en 1973, tenía tres perfiles abiertos en la red social Facebook. La Fiscalía relató que el langreano utilizó estos perfiles en los días 2, 7 y 9 del mes de abril del 2015 para colgar en la red un total de siete archivos, en los que se veían fotografías de menores de edad desnudos. Fotografías que mostraban poses sexuales explícitas, según explicó el Ministerio público. Las imágenes no solamente fueron subidas a esta red social, sino que también fueron remitidas a otro usuario mexicano.

El 13 de febrero del año pasado, y cumpliendo un auto del Juzgado de Instrucción número 2 de Langreo, se autorizó la entrada y registro en el domicilio del acusado por parte de la Policía. Allí los agentes localizaron, y le intervinieron, su teléfono móvil y una tarjeta de memoria que se encontraba en su interior. Analizado el dispositivo del acusado, hallaron tres archivos con fotografías de menores de edad desnudos. Como también ocurrió la vez anterior en la red social, uno de estos archivos fue compartido por el acusado con al menos otro usuario, en este caso, vía whatsapp.

La Fiscalía del Principado de Asturias consideró que los hechos relatados son constitutivos de un delito de corrupción de menores en su modalidad de distribución de material de pornografía infantil, que viene registrado en el artículo 189.1 b. del Código Penal. Por este motivo, el ministerio público solicitó una condena para el langreano de dos años y seis meses de cárcel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos