Langreo obliga a los usuarios de teleasistencia a pagar el servicio desde enero de 2017

Una vecina de Langreo muestra su medallón. / M. V.
Una vecina de Langreo muestra su medallón. / M. V.

Los afectados se quejan de que tendrán que pagar dos facturas al mes. Critican que «el Ayuntamiento no hizo las cosas a tiempo»

MARTA VARELA LANGREO.

Los usuarios del serviciso de telasistencia de Langreo no están de acuerdo con pagar una parte del mismo. Y menos de hacerlo con carácter retroactivo desde enero de 2017, cuando entró en funcionamiento la ordenanza que regula la prestación de la atención a personas en situación de dependencia. La Corporación municipal aprobó la normativa en acuerdo plenario el pasado 3 de noviembre de 2016. Hasta ese momento, el coste del servicio era sufragado íntegramente por el Ayuntamiento de Langreo, que en 2017 destinó 82.00 euros a la contratación de una empresa para que prestase este servicio, que ahora copagarán los usuarios del mismo.

Los afectados han comenzado a recibir las primeras cartas informando del cobro de la teleasistencia esta misma semana. El importe de las facturas oscila entre los tres y los once euros al mes, lo que ha desatado las protestas de los usuarios, que, según explican, no se niegan a asumir el precio público por un servicio que consideran que «funciona bien» sino que «lo que nos parece mal es el tiempo que ha transcurrido desde que se aprobó esta medida y se ha empezado a cobrar. Deberían habernos llegado ya las facturas en enero de 2017, pero los Servicios Sociales municipales han tardado un año en hacerlo efectivo».

Y es que ahora los usuarios están obligados a pagar el servicio con carácter retroactivo, lo que significa que durante este ejercicio pagarán dos facturas cada mensualidad, es decir, la del mes en curso y la correspondiente al mismo periodo del año pasado.

«Si en un año no fueron capaces de cobrarlo, que nos lo perdonen porque pagar dos meses, que para algunos nos supone casi 20 euros, es un gran esfuerzo», dice una de las afectadas con la carta del Ayuntamiento en la mano. «Menos mal que tenemos un gobierno de izquierdas, porque sino hasta nos quitaban el servicio», explica otro de los afectados, a quien, según advierte, «no me hace ninguna gracia este copago». Medallón en mano, una veterana vecina de Langreo aseveró que «se creen que llevamos este dispositivo por gusto. A ver si piensan que, como era gratis, lo poníamos al cuello porque quedaba bien».

700 personas

El sentir general de los usuarios de teleasistencia de Langreo es que «llevamos este medallón porque lo necesitamos para sobrevivir. Nunca se piensa en los viejos para ayudarles, sino para sacarles su pensión», comentó indignado otro usuario, según quien «al final, vamos a tener que devolverlos y apuntarnos a cursos para aprender a usar uno de esos teléfonos móviles que los llevas contigo».

La normativa langreana recoge que el coste del copago para la teleasistencia se determinará en función de la capacidad económica del usuario, y se establece un baremo que van desde los 3,3 euros a los 11 euros al mes, y es gratuita para las personas con ingresos muy bajos. Según las cifras municipales, en el concejo se benefician de este servicio aproximadamente 700 personas, la mayoría mujeres que viven solas y superan los 75 años. Funciona a través de una línea telefónica que permite a los usuarios pedir ayuda en una situación de emergencia pulsando únicamente el medallón, durante las 24 horas del día, 365 días.

Temas

Langreo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos