Langreo urge un plan de gestión para el Stephen Hawking

Langreo urge un plan de gestión para el Stephen Hawking

El alcalde, Jesús Sánchez, recuerda que el proceso para equipar el edificio ya está en marcha mientras sigue sin haber noticias de la apertura del centro

A. FUENTE SAMA.

El calendario de este año se agota y esto genera preocupación en el alcalde de Langreo respecto a uno de los equipamientos más importantes del concejo: el centro de referencia nacional para enfermedades neurológicas de Barros, el Stephen Hawking. Jesús Sánchez (Izquierda Unida) considera que a estas alturas del ejercicio ya tendría que estar claro el modelo de gestión del equipamiento. De hecho, señala, «se había prometido que vendría al municipio un alto cargo del Estado para explicar esta cuestión; pero aquí no ha venido todavía nadie».

Los días pasan y, mientras el proceso de licitación para el equipamiento del interior del complejo ya está en marcha por un valor de 1,9 millones, «se tiene que determinar el modelo de funcionamiento antes de que culmine este proceso para poder, de este modo, concretar la dotación del personal», insiste el regidor.

También está sin resolver aún la tramitación de la orden ministerial, imprescindible para la apertura del centro, aunque al parecer el Gobierno está trabajando en la misma y se espera que en breve pueda llegar la correspondiente autorización.

El centro de discapacitados de Barros, diseñado por los arquitectos Noguera y Guedán, comenzó a construirse por la UTE formada por Construcciones Valmasedo y Rehabitec Lleida. Las obras tenían entonces un coste de 8,7 millones de euros. En 2012, la UTE entró en concurso de acreedores, con el 95% de la obra ya ejecutada. La fase final se reinició en octubre de 2014, cuando surgieron desperfectos que aumentaron la inversión a 15,7 millones de euros. Hubo que eliminar la corteza vegetal de parte de las cubiertas, reparar desconchones provocados por la humedad y sanear y mejorar la zona exterior principal.

Fotos

Vídeos