Lastra niega de forma tajante que se estén quemando plásticos en La Pereda

El consejero dice en la Junta General que se están haciendo pruebas con lodos como combustible

E. C. OVIEDO.

El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, negó ayer, de forma tajante, que se estén quemando plásticos y basura en la central de La Pereda, en Mieres, como denunciaron recientemente los ecologistas, haciéndose eco de ello Podemos. Hunosa y Cogersa, explicó el responsable regional, están desarrollando un proceso de investigación en el que se está suministrando combustible derivado de residuos «haciendo pruebas con lodos».

En respuesta a una pregunta del parlamentario de Podemos Héctor Piernavieja durante el Pleno en la Junta General del Principado, Lastra manifestó que la planta «tiene autorización» para las pruebas que está llevando a cabo y negó que se esté «quemando basura».

Piernavieja, por su parte, lamentó que «toda la información pública» que parte del Principado cuando hay episodios de contaminación como el de La Pereda o del incendio del desguace de Riestra en Gijón «va encaminada a que no haya alteraciones ni alarma social». En el caso de la térmica, el parlamentario de Podemos reprochó a Lastra que haya dicho hace una semana que «no se va a quemar basura en La Pereda», después de que esa misma semana se detectasen «olores a plásticos» en la zona. «Sorprende que venga a esta cámara a pedir responsabilidad a los diputados y a pedir grandes acuerdos, pero luego, una vez que sale de ella se dedica a minimizar cualquier tipo de conflicto social que pueda surgir», se quejó.

«Humo muy marrón»

Fue la semana pasada cuando el secretario general de Podemos Asturias, Daniel Ripa, mantuvo un segundo encuentro con los vecinos agrupados en la plataforma contra la quema de residuos en la central térmica de La Pereda. La primera reunión fue a mediados de enero en La Rebollada. Allí recordó que en la región existe un problema de salud pública por la contaminación «que se agravaría si se avanzase en la incineración en la térmica de Mieres. Lo dicen todos los estudios: hay problemas de cáncer y respiratorios».

En el encuentro estuvieron los representantes vecinales Miguel Ángel Martín y Sabino García, quienes decían que en los últimos días del pasado enero se había constatado que de la citada térmica «salía un humo muy marrón, en tres fases. Y el olor era distinto. Hasta ahora nos vendieron que la térmica no estaba preparada para hacer esas quemas. Es totalmente incomprensible».

La edil de Somos Patricia García advirtió de que «la térmica de La Pereda no está aún adaptada para quema de plásticos. Todos los furanos y las dioxinas que puede emitir a la atmósfera resultan muy perjudiciales y, como muchos estudios sostienen, pueden ser cancerígenos para la población».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos