«No me llevo un euro con esta permuta», dice el presidente de Asla

Macario Fernández, presidente de Asla, tras el Pleno.
Macario Fernández, presidente de Asla, tras el Pleno. / J. C. ROMÁN

El Pleno de Lena da luz verde al intercambio de parcelas para el centro de salud y la ampliación del polígono de Villallana

A. FUENTE POLA DE LENA.

La alcaldesa de Lena, Gema Álvarez (IU), desvelaba ayer que fue una operación llevaba en el «más absoluto secreto» para que no se viera malograda. La empresa Asturiana de Laminados (Asla) fue capaz de comprar los terrenos necesarios de entre un total de doce propietarios para el centro de salud de Pola, en La Ería. El presidente de la empresa, Macario Fernández, aseguró que no se ha llevado «un solo euro con esta operación», decía en referencia a la permuta de esta superficie por los terrenos que precisa para ampliar su factoría de laminados de zinc en Villallana.

«A mí no me salen las cuentas», señalaba Fernández. Y es que, además de la parcela, entrega al Ayuntamiento casi 180.000 euros. «Me sale más caro que cuando compré la superficie para la primera fase de la factoría, pero me urge», dijo, explicando el motivo principal para aceptar este trato.

El Pleno -convocado en sesión extraordinaria- dio luz verde a esta permuta, lo que permitirá la cesión de los terrenos al Principado para la construcción del demandado centro de salud. Todos los partidos votaron a favor, excepto el PSOE que se abstuvo alegando falta de información.

Fotos

Vídeos