El lobo ataca a varias ovejas a pocos metros de la localidad de Río Aller

Una de las ovejas atacadas en el pueblo de Río Aller. :: E. C./
Una de las ovejas atacadas en el pueblo de Río Aller. :: E. C.

Los vecinos de la localidad allerana de Río Aller afirman tener miedo ante los ataques de lobos que se han llegado a producir a escasos metros de sus viviendas. El último episodio de este tipo se produjo en la madrugada del pasado jueves. Al despertarse, Ángeles Ordóñez vio desde su ventana cómo dos de sus ovejas yacían muertas en el prado cerca de su casa. Un tercer animal intentaba caminar con una de sus patas traseras comida por los cánidos. Horas más tarde tuvo que ser sacrificado por la gravedad de sus heridas. Esta es la segunda vez que se produce un ataque tan cerca de su casa. Ordóñez recuerda que «el primero fue en agosto. Me mataron una oveja». Su mayor preocupación es que estos ataques tienen lugar «muy cerca de las casas. Los lobos llegan casi hasta la puerta, incluso los perros se desesperan ladrando», relata. Los hechos han sido puestos en conocimiento de los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, que tras examinar los animales muertos concluyó que se trata del ataque de lobos. Al igual que muchos pequeños ganaderos de la zona, reclama una política que «nos protega un poco a los que trabajamos mucho. En ocasiones, nos da la sensación de que lo hacemos para alimentar a los lobos». Es una situación que, lamentan, se repite con demasiada asiduidad en las poblaciones del entorno rural del municipio de Aller.

Fotos

Vídeos