Mieres despliega un amplio dispositivo para localizar a Carmina García Montes

Miembros de Protección Civil de Mieres partiendo a la búsqueda de Carmina por Mieres. / J. M. PARDO

Protección Civil y la Asociación Santa Bárbara reanudarán esta mañana el rastreo de esta vecina desaparecida en la mañana del viernes

MARTA VARELA MIERES.

Carmen García Montes lleva ya 48 horas fuera de su casa, en el centro urbano de Mieres, y sin que por el momento haya pistas sobre dónde pueda estar. A pesar de que más de treinta personas llevan más de 24 horas tratando de localizarla. El desánimo se ha instalado en amigos y conocidos, pero los miembros de Protección Civil ayudados por la Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara lo tienen claro: «Saldremos y buscaremos por cada rincón hasta que aparezca».

La jornada de ayer fue dura y las pistas son escasas. Su hijo estuvo con ella cenando el jueves por la noche, y se despidió cuando ella decidió ir a dormir. El viernes a primera hora de la mañana ya no la encontró en casa. Un vecino de la calle Manuel Llaneza aseguraba haberla visto salir de su portal sobre las siete y veinte de la mañana; no le extrañó nada ya que acostumbra a salir a pasear bien temprano, precisó. Minutos antes de las nueve de la mañana otro mierense confirmaba a las fuerzas de seguridad que estaba por esa zona. Nada más se sabe de ella.

Ni las fuerzas policiales, apoyadas desde el helicóptero, ni los voluntarios de Protección Civil y la Asociación Santa Bárbara localizaron pistas. José Luis Llera responsable del equipo de emergencia de Protección Civil en Mieres explicaba tras dar por concluida la búsqueda que «hemos andado todo el paseo fluvial, Ablaña, Ujo, Santullano, Figaredo, Turón, El Rancho, Rioturbio La Matiná, la zona del Padrún, Casco Urbano, Cardeo, etcétera».

Son conscientes de que es complicado y temen las consecuencias del frío de la noche. A pesar de ello el responsable de estos voluntarios, Vicente Ortega, confirmaba que «la gente nos ayuda mucho, porque son muchos los que conocen el caso, y están pendientes».

La preocupación de su familia hizo que su hijo J. E. se trasladase, en la mañana de ayer, hasta a San Martín del Rey Aurelio por la zona de la Hueria Carrocera, que es donde nació. Allí tiene una hermana, y una casa abandonada en la que nacieron. Tampoco logró pistas.

Hoy la búsqueda se centrará en la zona de Mieres, por los lugares donde a Carmina, como la conocen vecinos y amigos, le gusta pasear.

Carmina, tiene 74 años y principios de una enfermedad mental, pero en general aseguran que está bien de salud. Es una persona de unos 1,55 centímetros de altura, complexión delgada, usa siempre gafas de pasta negra y suele llevar un bolso en su brazo. La mañana de su desaparición vestía pantalón azul, zapatos y bolsos de color marrón, y una americana gris. Además se protegía con una pañuelo al cuello.

Fotos

Vídeos