Mieres estudia la instalación de desfibriladores en la calle

Alexis Varela y Saúl Martín, con el primer desfibrilador. / PARDO

La piscina de Vega de Arriba es la primera instalación municipal que cuenta con este equipo

M. VARELA MIERES.

Las principales calles mierenses podrían contar, a medio plazo, con desfibriladores, según manifestaron ayer desde el equipo de gobierno. La piscina de Vega de Arriba se ha convertido en la primera instalación municipal en obtener el certificado de espacio cardioprotegido, dentro de la campaña iniciada por el Ayuntamiento de Mieres para dotar de estos equipos a todos los equipamientos públicos. Ahora, el municipio quiere ser pionero también en las calles, gracias a la instalación de estos equipos de desfibrilación en los principales viales de Mieres para poder atender así cualquier emergencia cardiaca.

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Mieres, Saúl Martín, explicó que en esta primera fase, el Ayuntamiento instalará ocho desfibriladores en los polideportivos municipales, la Casa de Cultura y el Consistorio. Además, anunció que los trabajadores municipales recibirán formación para saber cómo y cuándo se debe utilizar el instrumental. Martín dijo que Mieres, por ley, no tiene obligación de instalar desfibriladores en ningún equipamiento atendiendo al número de usuarios y espacio previsto.

Fotos

Vídeos