PP y Somos Mieres exigen el dinero de Educación desviado por el 'caso Renedo'

El portavoz popular pide que se analicen las facturas de compra de material para determinar el daño económico y acudir a la vía civil

A. FUENTE MIERES.

El caso Renedo regresa hoy al Pleno del Ayuntamiento de Mieres en forma de sendas mociones del Partido Popular y de Somos. El portavoz de la primera de las formaciones, José Manuel Rodríguez 'Lito', indicaba ayer que reclaman la creación de una comisión de investigación para determinar «el daño a las arcas públicas por los sobrecostes en la compra de material escolar». En detalle, el edil apunta al jefe de compras del Ayuntamiento que recibió, decía, unos 50.000 euros en regalos de las empresas implicadas «a cambio de ganar ellas más pagando material con el dinero de todos los mierenses». Por eso, se insta a analizar las facturas y determinar el daño generado.

'Lito' pide al alcalde mierense, Aníbal Vázquez (IU), «que no se ponga de lado en este asunto» y defienda los intereses de los ciudadanos. En este sentido, indicó que el proceso penal ya está cerrado -el citado trabajador municipal ha sido condenado por cohecho-, «pero resta la vía civil para intentar recuperar este dinero». Se queja de que si hubiera sido un caso de corrupción del PP, el gobierno local ya habría actuado.

Por su parte, Somos Mieres solicita que las sentencias dictadas en el caso Renedo «sean cumplidas de forma íntegra y que aquellas personas que ejerciendo una función pública se aprovecharon de su cargo para un lucro personal sean reprobadas públicamente». También insta a la Consejería de Educación a condenar públicamente los hechos.

La portavoz del grupo municipal, Patricia García, manifiesta que «habría que devolver más de 95.000 euros a los colegios de Mieres, dinero que debería haberse invertido, tal y como está demostrado, en los colegios Santiago Apóstol y Villapendi, y en el IES Sánchez Lastra, y no para lucro personal de los condenados».

La concejal declaró que, «mientras nos robaban dinero de nuestra educación pública, aprovechaban para cerrarnos centros escolares, como ocurrió con el colegio de Murias, que pese a tener el número requerido de alumnos para seguir abierto y contar con unas instalaciones nuevas en perfecto estado fue cerrado».

Por todo, la formación pide a la Consejería de Educación que establezca mecanismos de control «para que no se vuelvan a repetir en más ocasiones este tipo de situaciones»

Más noticias

Fotos

Vídeos