Mieres recibe 618.000 euros para la inclusión laboral de gitanos y grupos vulnerables

La Fundación Secretariado Gitano gestiona un plan en el que se quiere atender a unas 700 personas hasta 2023 en el Caudal

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

El trabajo de información y difusión del programa ya ha comenzado pero la labor práctica dará comienzo a lo largo del próximo mes de septiembre. El director territorial de la Fundación Secretariado Gitano, Víctor García Ordás, se refería ayer al programa que se ha puesto en funcionamiento en Mieres para facilitar la inclusión en el mundo laboral de gitanos y colectivos sociales vulnerables, como pueden ser los discapacitados, exreclusos o víctimas de la violencia machista.

El plan, que lleva por nombre Acceder, cuenta con una financiación de más de 618.000 euros para desarrollar hasta el 2023. Se estima que puedan beneficiarse hasta un centenar de personas o familias por ejercicio, que se prevé sean 700 al final del periodo. El plan cuenta con la participación organizativa de la citada fundación; del Ayuntamiento de Mieres, que cede un local en La Campeta; y del Fondo Social Europeo y la Obra Social de La Caixa, que aportan los fondos necesarios para su desarrollo.

García Ordás, en la presentación que se celebró ayer en el Consistorio mierense, explicó que esta iniciativa va dirigida a toda la comarca del Caudal y de los concejos vecinos. Se estima que en la comarca residen unos 700 gitanos; sobre este colectivo, el director territorial señaló que se trata de personas con un bajo perfil académico y formativo. «Es el principal problema que se encuentran a la hora de poder acceder a un empleo por cuenta ajena», explicó. No obstante, destacó que la mayoría trabaja en la actualidad en los mercadillos ambulantes de la comarca, «lo que denota una capacidad para emprender y el autoempleo».

Montse Palacios

Para la consecución del objetivo de la inclusión laboral, la fundación trabaja de forma coordinada con otras agrupaciones sociales del Caudal y cuenta con convenios específicos con empresas de diferentes sectores, entre los que se encuentran los sectores de servicios, como la hostelería o la limpieza, y el industrial.

La fundación, según García Ordás, «cuenta con una dilatada experiencia en la realización de este tipo de programas». En base a este trabajo ya realizado, el plan Acceder atendió en Asturias el año pasado a un total de 756 personas, de las que el ochenta por ciento eran gitanas. El resultado fue de 267 usuarios que culminaron su formación, mientras que 124 lograron un empleo. El 45 por ciento son menores de 30 años y de los 154 contratos, el 54 por ciento fueron firmados por mujeres.

Itinerario personalizado

El equipo mierense está compuesto por una prospectora de empleo, Mónica Álvarez Suárez; una técnica en orientación sociolaboral y medición intercultural, Marta Jiménez Estévez; y una orientadora laboral que, además, coordina el equipo, María Elena Miguel Rodríguez. Ésta última indicó que, tras la captación de las personas, se inicia un estudio individualizado de sus mejores aptitudes así como de sus limitaciones a la hora de encontrar un empleo. Después, se contemplan acciones para el aprendizaje y el entrenamiento tanto de las técnicas y destrezas profesionales, como de las habilidades sociales para el empleo, la capacidad de iniciativa y autonomía, las capacidades lingüísticas, competencias digitales y su posterior evolución. Por medio de la prospección laboral se trabajará por el acercamiento y adecuación entre las necesidades de la empresa y el perfil de los participantes.

El concejal Juan Ponte destacó la importancia de estos programas en el fomento de la igualdad social y la directora de área de Caixabank, Alicia Mas Riera, alabó la labor de la fundación.

Temas

Mieres

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos