Mieres regula los comedores escolares que beneficiarán a más de 300 niños

La corporación mierense votnadoa favor del reglamento de los comedores escolares.
La corporación mierense votnadoa favor del reglamento de los comedores escolares. / JUAN CARLOS ROMÁN

Somos rechazó el documento elaborado desde IU por no incluir el mes de septiembre en el calendario del servicio

MARTA VARELA MIERES.

La corporación mierense aprobó ayer, en un Pleno extraordinario y urgente, con los votos favorables de todos los grupos excepto de Somos, el reglamento de los comedores escolares de Mieres. La formación morada rechazó el texto elaborado por el equipo de gobierno de IU. La razón esgrimida por Somos es «porque el documento no contempla ofrecer el servicio durante el mes de septiembre».

Desde las filas del partido socialista, a pesar de aprobar la medida, criticaron la tardanza de IU en llevarla a sesión plenaria para su aprobación e instaron al equipo de gobierno municipal a poner en marcha, en la menor brevedad posible, el sistema de ayudas para familias con pocos recursos con el objetivo de que éstas puedan acudir también a los comedores escolares.

Con esta aprobación, se garantiza que durante el próximo curso se pondrá en marcha este servicio en los colegios públicos Aniceto Sela y Liceo Mierense y se regulará el de Rioturbio y Teodoro Cuesta. Se estima que habrá 84 alumnos fijos usuarios del comedor y 252 eventuales. Desde el equipo de gobierno recuerdan que llevan más de 20 años haciéndose cargo de los comedores.

Somos explicó que su votó en contra de la propuesta mierense se debe a la tardanza en ponerlo en marcha. Una postura que defendieron pese a creer necesario un reglamento y una ordenanza, tanto para la apertura del comedor de los colegios Aniceto Sela y Liceo Mierense así como para que quede legalizado el servicio de catering existente actualmente en otros colegios de Mieres. Apuntaron que el «reglamento llega tarde y lamentamos que con los trámites administrativos, que aún son necesarios, posiblemente el Aniceto Sela y Liceo Mierense no dispondrán de comedor hasta principios de 2018».

Para ellos, «este reglamento lo vende IU como un servicio para facilitar la conciliación familiar y laboral, pero solo contempla su funcionamiento durante los meses de octubre a junio incluidos», motivo que hizo que el concejal de Somos Mieres, José Manuel Fernández, preguntase si es que, «¿las familias no necesitan este servicio durante el resto de año? ¿Y por qué en junio sí, y en septiembre no es necesario el comedor para conciliar?».

Fernández mostró su disconformidad con otro punto que «entre los criterios de acceso a este servicio prima la distancia del alumnado al centro, por encima de la situación laboral, de estudios y/o salud de las familias que pueden hacer necesario recurrir al comedor para facilitar la conciliación, criterio que no llegamos a entender y que en Pleno tampoco el equipo de gobierno se molestó en aclararnos la motivación para mantenerlo de este modo».

Comer por cinco euros

Tras este debate, los grupos procedieron a la aprobación plenaria del reglamento de uso y de los precios públicos que se cobrarán para los niños que vayan a utilizar el servicio. La tarifa, con IVA, asciende a cinco euros al día por niño. Esta aprobación debe cumplir con todos los trámites administrativos para ser efectiva en el mes de octubre, fecha en la que se abrirán los comedores escolares. Esta demanda vecinalque ahora se hace efectiva ha sido posible gracias a que en el mes de noviembre el Ayuntamiento mierense confirmó que asumiría la puesta en marcha del comedor.

Con la aprobación del reglamento se pone fin a una agria polémica entre los gobiernos local y autonómico que se enzarzaron durante meses para dilucidar quién se hacía cargo de gestionar y sufragar el comedor. Desde Mieres siempre se insistió en que la competencia era del Principado, pero el Ejecutivo regional nunca llegó a hacer caso a las demandas.

Más

Fotos

Vídeos