Moreno y Villalta, absueltos del delito de prevaricar con las subvenciones

Gabriel Pérez Villalta y David Moreno, en el banquillo. / P. LORENZANA
Gabriel Pérez Villalta y David Moreno, en el banquillo. / P. LORENZANA

La sentencia señala que los alcaldes no fueron conscientes de que cometían una ilegalidad en la concesión de las ayudas

ALEJANDRO FUENTE OVIEDO / CABAÑAQUINTA.

El juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo ha dictado sentencia sobre los delitos de prevaricación presuntamente cometidos por el alcalde de Aller, David Moreno, y su antecesor en el cargo, Gabriel Pérez Villalta. En un fallo de once folios, la magistrada Elena González Álvarez, señala que «debo absolver y absuelvo» a los dos acusados del citado delito, que en su día fue denunciado por el PP por las posibles irregularidades en la concesión de subvenciones públicas a una asociación para el desarrollo de actividades en el polideportivo de Sotiello, desde 1996 hasta 2014. La cuantía ascendía a unos 600.000 euros.

En el fallo, la magistrada indica que considera que «si bien, algunas actitudes de los acusados resultan un tanto arrogantes, desdeñando la función de los técnicos encargados de la Intervención municipal y, por extensión de los secretarios del Ayuntamiento, no se puede aseverar con rotundidad que actuaran con conciencia de la injusticia o la ilegalidad de sus resoluciones, mas bien al contrario, en la creencia de que actuaban con arreglo a un convenio perpetuado a lo largo de más de 20 años».

Los hechos juzgados estaban relacionados con la firma y posteriores prórrogas de un convenio entre la Asociación para la Promoción y Enseñanza del Deporte de Aller y el Consistorio. En este sentido, en los hechos probados de la sentencia se destaca que «los acusados actuaron con el pleno convencimiento de que el convenio suscrito en 1996, prorrogado expresamente al año siguiente, y su posterior modificación en diciembre de 2004, iban siendo prorrogados de forma tácita, entendiendo el actual alcalde que, a pesar de su denominación como subvención, realmente subyacía una prestación de servicios por parte de la asociación para con el Ayuntamiento, no siendo aplicable la Ley General de Subvenciones, y actuando ambos en la creencia de que obraban con arreglo a la legalidad».

La jueza entiende que, «si bien el relato contenido en los respectivos escritos de acusación formulados por el Ministerio Fiscal y por la acusación popular contienen elementos propios de la figura delictiva de prevaricación, de la valoración conjunta de la prueba practicada, no se desprende sin embargo la concurrencia de todos y cada uno de los requisitos». La sentencia no es firme y puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial de Asturias en un plazo de diez días desde la notificación de la misma.

Cuatro años de «pesadilla»

La Fiscalía del Principado se querelló en verano de 2014 contra el alcalde de Aller y su antecesor en el cargo «por un delito continuado de prevaricación». La demanda surge tras denunciar el PP los pagos a la mencionada asociación. Con la apertura del juicio oral, Moreno fue expulsado del PSOE. El resto de ediles dimitieron al entender que era inocente. Ahora gobiernan como ediles no adscritos. Tras conocer el fallo, el alcalde no pudo contener la emoción. «Han sido casi cuatro años de pesadilla y es una pena que esto acabe de esta manera, que haya tenido que pasar por todo esto», dijo.

El regidor afirmó que, con este fallo, «se ha demostrado que era inocente desde el principio, pero lo grave es que ellos lo sabían porque estaban en la Corporación». Ayer por la tarde hubo Pleno y Moreno aprovechó para lanzar reproches a la bancada popular. «La jueza señala en la sentencia que nadie, en años, advirtió ni dijo nada de un posible delito, pero creo que ahora algún 'mea culpa' tendrá que entonar el PP por todo el daño que se me ha hecho, por arrastrarme por el barro y también por dañar al propio Ayuntamiento», manifestó.

Y es que «nada había y nada hubo», resaltó Moreno, quien siempre defendió que no se llevó un solo euro a casa. «Fueron los ediles del PP quienes firmaron la denuncia. Se les llenaba la boca con la palabra dignidad. Si la tienen ahora, lo menos que podrían hacer era marcharse. En estos últimos cuatro años solo han hecho el ridículo», dijo.

Por su parte, Villalta, que está ya retirado de la vida política, advirtió de que la denuncia del PP entraba dentro de la estrategia política «para lograr un resultado que no han obtenido en los últimos 36 años en el concejo; les ha salido mal». El exalcalde espera que la situación política en Aller se normalice a partir de ahora y también la de Moreno. Se refirió además a la situación del alcalde ya fuera del PSOE por el código ético. «Creo que el partido debería de considerar la rehabilitación del regidor», afirmó.

El PP, por su parte, sigue en sus trece. El portavoz, Antonio del Peño, dijo respetar, tras conocer el fallo, las decisiones judiciales. No obstante, volvió a pedir la dimisión de Moreno «porque la situación de posible irregularidad de la prestación del servicio se corrigió nada más presentar la denuncia». Los populares estudian si presentar o no recurso ante la Audiencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos