Padres y alumnos de Figaredo y Sotrondio salen a la calle por los recortes en Educación

Padres y alumnos de Figaredo y Sotrondio salen a la calle por los recortes en Educación
Decenas de estudiantes y padres de Figaredo, ante la Consejería de Educación, en Oviedo. / ÁLEX PIÑA

Los mierenses protestan frente a la consejería contra la supresión de un aula de Infantil y en San Martín por la eliminación del primer curso de la ESO

ALEJANDRO FUENTE OVIEDO / SOTRONDIO.

Los padres y alumnos de las Cuencas siguen en pie de guerra contra los anunciados recortes previstos por la Consejería de Educación para el próximo curso. Por este motivo, decenas de personas, adultos y niños, del colegio de Figaredo (Mieres) llevaron sus reivindicaciones -escritas en pancartas- ante la sede de la consejería en Oviedo.

«Logramos reunirnos con responsables del área y, después de una semana de movilizaciones, nos han ofrecido una solución que es un parche», afirmó el presidente de la asociación de padres y madres de alumnos (AMPA), Adrián Martínez. De hecho, el Principado mantiene su intención de suprimir una de las dos unidades de Infantil del centro. «Lo único que ahora nos proponen nuevo ese reorganizar las clases y mezclar a los estudiantes , hasta con los de Primaria, y mantener la media jornada de un profesor», explicó el portavoz del colectivo.

El lunes, asamblea

Se trata de una solución que, en principio, no convence a la comunidad educativa de Figaredo. No obstante, se ha convocado una asamblea para el próximo lunes en la que se analizará la propuesta y adoptarán una postura: mantener las movilizaciones o aceptar finalmente el recorte. Tampoco se ha logrado el objetivo de mantener las dos paradas de transporte escolar de Cabojal y Cortina. «Nos vuelven a dar una solución parcial, solo mantienen la primera»

También en lucha se encuentran los padres del colegio San José de Sotrondio, en San Martín del Rey Aurelio, en la comarca del Nalón. «Desde Educación mantienen la supresión de la unidad de primero de la ESO lo que condena a todo este ciclo porque no habrá continuidad», se quejó Saray González. En este caso, se trata de un colegio concertado. González, una madre que se ha convertido en portavoz de los afectados por esta medida, ha remitido un burofax al titular regional, Genaro Alonso, reclamando que se mantenga el curso «por la continuidad educativa en el centro».

Trato injusto

Los padres afirmaron que el colegio da servicio a una población de unos 3.000 habitantes, «en plena cuenca minera, donde la reconversión ha hecho mella». Argumentaron que la consejería no puede exigir al centro una ratio igual que al pueblo vecino de El Entrego, que tiene más de 7.000 vecinos. «Esta circunstancia hace que no haya un trato igualitario ni equitativo».

Educación también ha dado orden al centro concertado de Ujo de no tramitar, para el próximo curso, las matrículas de primero de Secundaria. «Es una supresión de unidades educativas encubierta por parte de Educación», denunciaron. Con esta medida, «nos obligan a marchar a otro centro, a Mieres, porque en esta localidad no hay continuidad» y aboca al fin del ciclo en este centro.

El presidente de la AMPA, Antonio Rodríguez, explicó que el Principado ya intentó eliminar este ciclo el curso anterior. «Pero nos movilizamos y se frenó; ahora no hay supresión, solo no dejan de tramitar la matrícula». Los vecinos ya han recogido más de 1.500 firmas para hacer rectificar al Principado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos