Pajares prueba sus remontes y cañones para intentar abrir la temporada el 30 de noviembre

Dos operarios realizan, cumpliendo la normativa, comprobaciones de carga en el telesilla del Brañillín. /
Dos operarios realizan, cumpliendo la normativa, comprobaciones de carga en el telesilla del Brañillín.

El personal realiza pruebas de carga y seguridad en el telesilla del Brañillín y prepara las máquinas de nieve artificial

ALEJANDRO FUENTE VALGRANDE-PAJARES.

A pleno rendimiento. Así se encuentra estos días la estación invernal de Valgrande-Pajares, donde ya han comenzado las labores previas al inicio de la temporada blanca, que prevista inicialmente para el 30 de noviembre. El calendario se extenderá hasta el 1 de abril de 2018.

El director de la estación de esquí, Javier Martínez Iglesias, explicó que el personal «se encuentra ya preparando los cañones para que puedan producir nieve artificial en cuanto las temperaturas lo permitan y también estamos realizando pruebas de seguridad en los remontes». Concretamente, los operarios han ejecutado varias comprobaciones de carga en el telesilla del Brañillín. «Son labores que hay que hacer y para las que nos viene bien esta meteorología. Ahora, esperamos que lleguen pronto los frentes con precipitaciones y bajas temperaturas». Lo cierto es que los empleados de la veterana estación de Lena han estado adecentando el equipamiento durante todo el pasado verano, cuando se retiraron los viejos remontes que se encontraban esparcidos por la zona con el objetivo de adecentar la imagen de las pistas y hacer un lavado de cara al complejo.

También se retiraron una veintena de viejas pilonas -los postes que sustentaban los remontes- en desuso. Fueron las de las pistas de Los Abedules, Dulce la Dueña y Picarota, instaladas en los años sesenta. También se suprimió parte de la vieja instalación que soportaba el telesilla del Cuitu Negru, infraestructura que fue clausurada por el Principado antes del inicio de la última temporada por no poder garantizar su seguridad tras cincuenta años en servicio.

Cuatro ofertas para la cinta

Por otro lado, la Dirección general de Deporte ha iniciado el proceso de adjudicación para la instalación de una nueva cinta de debutantes en Pajares. Para optar a este contrato, se presentaron un total de cuatro empresas especializadas. Ya han elegido a una de ellas y ahora están a la espera del trámite administrativo, que la seleccionada presente la documentación pertienete para culminar la adjudicación. El director de la estación espera tener este nuevo servicio listo para comenzar la temporada. Es una licitación que ascendía a los 180.000 euros.

También se está a la espera de que el Consejo de Gobierno regional apruebe la propuesta de la Consejería de Hacienda y Sector Público de aplicar un incremento generalizado de un 3,6% para Valgrande-Pajares y de un 3,2% para la estación de Aller, Fuentes de Invierno. De este modo, algunos de los precios contemplan 295 euros por un abono normal de temporada o los 165 del infantil.

Fotos

Vídeos