Paralizadas las obras de saneamiento del argayo a la espera de un informe de Minas

Paralizadas las obras de saneamiento del argayo a la espera de un informe de Minas

Una grieta de grandes dimensiones ha obligado a suspender los trabajos en un día en el que se ha abierto un paso alternativo

Marta Varela
MARTA VARELASan Martín del Rey Aurelio

Todas las complicaciones posibles se han aunado en el argayo que aísla Caso. Si la cercanía del pantano de Tanes desaconseja voladuras controladas, si la altura de la montaña retrasó los trabajos de saneamiento hasta crear una plataforma desde donde trabajar, cuando todo parecía estar encarrilado aparece una grieta de grandes dimensiones. La montaña que sepultó por completo la AS-117 en el kilómetro 31,200 en la zona de Anzó presenta unos metros antes de la cumbre una grieta de grandes dimensiones que ha paralizado hoy los trabajos de saneamiento. Según ha podido saber EL COMERCIO, la empresa que realiza estas tareas está a la espera de un informe de Minas para saber cómo actuar.

Más información

En principio, los trabajos de saneamiento en la zona más cercana a Anzó están casi finalizados, pero en la zona de la montaña más cercana a Arrobio ha aparecido una gran grieta que, unida a una faya, complica seguir realizando los trabajos de saneamiento, ya que no hay seguridad para los trabajadores. En estos momentos las máquinas permanecen paradas a la espera de que alguien tome una decisión sobre cómo continuar.

Tampoco la climatología está ayudando, ya que el agua es perjudicial para estos trabajos y para el camino provisional que esta misma mañana se abría para cruzar con todo terrenos el argayo por una pista que sigue el cauce del río Nalón. Desde primera hora, decenas de todoterrenos y el taxi no han dejado de circular por este paso alternativo, por lo que se prevé que ante el barro que se está creando en las dos zonas de acceso-salida no se descarta tener que realizar tareas de mantenimiento en los próximos días. El camino, a pesar de estar «firme y ser ancho», según los conductores, solo puede ser transitado en un sentido, por lo que dos guardias de seguridad, uno a cada lado, se encargan de controlar en qué sentido se pasa, así como de comprobar los permisos de circulación de los todoterrenos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos