El paso para sortear el argayo de Caso se abrirá para todos los turismos

El paso para sortear el argayo de Caso se abrirá para todos los turismos
Vecinos de Infiesto y Caso y representantes políticos cortaron la carretera de Arnicio, la AS-254, en Vegarrionda para protestar por el estado de esta vía, que une ambos concejos, y que permite entrar y salir del concejo casín tras el argayo. / HUGO ÁLVAREZ

El regidor considera «desmesurada» la protesta vecinal que obligó a Fernando Lastra a salir del concejo por la carretera de Arnicio

Alejandro Fuente
ALEJANDRO FUENTEMieres

El bando es muy escueto. Fue publicado ayer por el alcalde de Caso, el socialista Miguel Ángel Fernández Iglesias, y el texto reza así: «Debido a la complejidad técnica que plantea la retirada del argayo de Anzó, por la Consejería de Infraestructuras se va a proceder al acondicionamiento del paso alternativo para que puedan pasar todo tipo de vehículos». Estaba previsto que las obras dieran comienzo ayer, pero la lluvia constante, apuntaba el regidor, impidió el inicio de los trabajos. «Desconozco cuándo podrá estar en servicio, pero seguramente contará con alguna restricción y con un control por parte de vigilantes de seguridad», como hasta ahora, señalaba el primer edil.

Las máquinas ya se habían desplazado ayer hasta Anzó para iniciar de forma inmediata el acondicionamiento del camino provisional que sortea el desprendimiento de toneladas de piedra sobre la AS-117, la principal vía de comunicación de Caso y que lleva taponada más de veinte días. Por el momento, solo vehículos todoterreno pueden acceder a este paso que cruza el Nalón en este punto. «Se va a echar zahorra y se va a asfaltar el acceso a la pista desde la carretera», apuntó Fernández Iglesias.

El bando estaba fechado de ayer mismo, pero la resolución le fue trasladada por el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, en el encuentro que mantuvieron en la tarde del jueves en la Casa Consistorial casina. Allí, Lastra no fue bien recibido por los vecinos, quienes, cortando el nudo de conexión de la localidad, le impidieron regresar por la AS-117 y le obligaron a utilizar la carretera de Arnicio hacia Infiesto, tal y como adelantó EL COMERCIO.

«Considero que fue un actuación desmedida», se quejó el regidor. Fernández Iglesias -que siempre ha sido crítico con el estado de la carretera AS-254 (hasta Piloña) y que ha protestado por el abandono generalizado que sufre el medio rural- estaba ayer enfadado por la incomprensión de algunos en el municipio. «Tengo que decir que Lastra ha estado pendiente del argayo desde el minuto uno; que se trata de un problema muy grave, porque no es solo un desprendimiento de piedra, es el colapso de toda una montaña. Es muy fácil exigir derechos, pero es preciso tener en cuenta que asumimos muchas responsabilidades al firmar documentos para asegurar el paso de los vecinos por esas vías alternativas».

Protesta en Infiesto

No hay plazos para los trabajos previstos, ni previsión para la apertura a todo el tráfico por el camino alternativo provisional. Tampoco los hay para determinar cuándo podrá estar saneado al talud que todavía amenaza con caer sobre la calzada. Lo que se sabe es que hay dos técnicas sobre la mesa para retirar esos 200 metros cúbicos de piedra: con máquinas taladradoras especiales -solo hay dos en toda España- o voladuras controladas, opción por la que apuesta Lastra y los expertos en Minas a quienes a recurrido el Principado.

Las repercusiones de este argayo llegaron ayer a Piloña, donde casi una treintena de vecinos de este concejo y de Caso cortaron -de forma simbólica- la carretera de Arnicio en Vegarrionda. También estaba el alcalde, Iván Allende, y representantes políticos de IU, PP y Podemos. «El corte en Sobrescobio ha dejado en evidencia la necesidad de acometer la reparación de esta calzada», decían los manifestantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos