El personal absorbe la mitad del coste de apertura de las estaciones de esquí

La estación de Fuentes de Invierno. / J. M. P.

Los usuarios aceptan el incremento previsto de los precios superior al 3%, pero reclaman inversiones y mejores servicios a cambio

ALEJANDRO FUENTE PAJARES.

¿Cuánto costó abrir las dos estaciones de esquí de Asturias, Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares? Fueron un total de 4,38 millones de euros en la temporada anterior. Según se detalla en la memoria económica -de la Consejería de Hacienda y Sector Público- para justificar el incremento generalizado de los precios de ambas instalaciones (superior al 3%), se generaron unos ingresos de 624.813 euros en el equipamiento lenense y de 479.783 euros, casi 1,1 millones de euros en total por la venta de billetes. Por tanto, se generó un déficit de casi tres millones de euros, que se quiere reducir hasta los 2,5 millones para la próxima campaña que comenzará de forma oficial el 30 de noviembre. Del documento se desprende que el capítulo que más gasto genera en ambos equipamientos es el de personal. En la previsión para 2017/18 se calcula que sea más de la mitad de los 4,1 millones de coste total contemplado.

En detalle, según se apunta en el informe económico regional, los gastos de personal de Pajares ascenderán en la próxima temporada a 1,47 millones de euros. La estación emplea a 23 personas durante todo el año, a once del 10 de noviembre al 9 de mayo, y a otra veintena de empleados durante seis meses. Además, los gastos corrientes y de servicios suman algo más de otro millón de euros. El resto, se corresponde a suministros (unos 685.000 euros) y otros conceptos.

En Fuentes, la gestión es indirecta a través de una empresa pública, que es Recrea. En este caso, el capítulo del personal laboral de la estación es de 101.000 euros; pero el concepto de «trabajos realizado por otras empresas» asciende a los 712.000 euros. Hay otros gastos importantes, como es el de reparaciones y conservación por 264.000 euros o los 142.000 euros por el arrendamiento de los generadores eléctricos, que dan energía a los remontes al no estar la estación conectada a la red.

La Plataforma por Valgrande recuerda la necesidad de un nuevo telesilla desembragableEl precio del abono anual se queda en 265 euros si se adquiere antes del 1 de diciembre

El coste de explotación es inferior en Aller al del equipamiento lenense, pero también la estación es más pequeña, con menos dominio esquiable (8,7 kilómetros frente a los más de 20 que oferta Pajares).

Por debajo de lo previsto

En la memoria de Hacienda se señala que la temporada fue, en términos de usuarios y de ingresos por billetes, «la peor de las últimas nueve». Solo hubo 76 días de esquí frente a los 137 previstos en Valgrande, lo que registró una afluencia de 41.004 usuarios. En el equipamiento allerano, la venta de billetes se situó en 15.378 unidades, «por debajo de los 15.722 de la temporada anterior».

De este modo, los precios propuestos por Hacienda -pendientes solo del visto bueno del Consejo de Gobierno regional- dejan el forfait de día en Pajares a 28 euros y el de Fuentes a 26. Los abonos para ambas estaciones ascienden a 265 euros hasta el 1 de diciembre y a 295 para después de esta fecha. El bono de cuatro días para utilizar las pistas asturianas y leonesas se queda en los 70 euros.

Y los usuarios, ¿qué opinan de este incremento? La Plataforma por la defensa de Pajares se ha mostrado, por un lado, comprensiva con la necesidad de aumentar los precios para reducir, efectivamente, el déficit económico que genera. No obstante, se recuerda que son dos equipamientos públicos y que tienen otro tipo de funciones, como la de ser un motor económico en las zonas donde se encuentran. Subida sí, pero a cambio quieren una mejora de los servicios en las estaciones «y que haya inversiones de una vez por todas». Se insiste en la necesidad de habilitar un nuevo telesilla desembragable en Valgrande, tras el cierre del Cuitu Negru.

Fotos

Vídeos