El «pésimo» estado de los cementerios en Langreo indigna a los vecinos

El cementerio de Ciaño muy criticado por los vecinos. /J.C. ROMÁN
El cementerio de Ciaño muy criticado por los vecinos. / J.C. ROMÁN
Langreo

Las familias recuerdan al Consistorio que «pagamos una cuota de mantenimiento de 22 euros, como mínimo, y no sabemos a dónde van»

MARTA VARELA LANGREO.

El estado de los camposantos langreanos es una preocupación para las familias que tienen en ellos a sus seres queridos. En los últimos meses, los vecinos han acudido al Ayuntamiento langreano a mostrar su malestar por el mal estado y la desatención que presentan estos lugares de recuerdo desde hace varios años. Según denuncian, es evidente la proliferación de maleza, canalones rotos, caminos con baches insalvables, desniveles inaccesibles, humedades en los nichos, paredes casi derruidas, ausencia de pintura... Muchos de estos desperfectos, según dicen, «siguen igual desde hace años» y temen que «en algún caso, ya no se puedan reparar».

Así, en los cementerios de Lada y Tuilla llevan años reclamando la reparación de una batería de nichos. «Su estado es lamentable», critican los usuarios, al tiempo que alertan de que los desperfectos causados por el agua pueden llegar a ocasionar el derrumbamiento de las tumbas. Algunos ya han advertido de que cabe la posibilidad de que «caigan unos nichos encima de otros y los restos de nuestro difuntos puedan mezclarse. Entonces tendríamos un conflicto serio», explica un vecino que tiene a sus familiares enterrados en Lada. A su lado, el hijo de una vecina de Lada comenta que tiene que acompañar a su madre todas las semanas al cementerio porque «ella sola no se desenvuelve por aquí. El cementerio está lleno de obstáculos y desniveles y ella no tiene donde agarrarse así que para evitar que pueda caer vengo con ella», dice.

Mientras, en los cementerios de Sama, Barros, La Felguera, Riaño y Ciaño las críticas se centran en que «falta un mínimo mantenimiento que hace que proliferen las malas hierbas y que aparezcan desconchados en los caminos y aceras, llegando a ser complicado transitar por ellos con seguridad». Como consecuencia, algunos vecinos, hartos ya de esta situación, han interpuesto incluso varias denuncias por caídas graves en el camposanto. Sin embargo, según explican, el Consistorio langreano «sigue sin hacer caso a nuestras quejas y escritos. Incluso hemos hablado con concejales pero todo sigue igual».

La indignación vecinal aumenta cuando las familias recuerdan que abonan una tasa para mantener estos espacios municipales. «Pagamos, como mínimo, once euros al año en dos facturas», explican. Su percepción es que, al final, esa tasa no repercute en los cementerios a la vista de la imagen que presentan. «Vas al Ayuntamiento te atienden muy bien y te prometen limpiar pero después no lo hacen es una desesperación porque allí están padres, abuelos e incluidos hijos», comenta la propietaria de dos panteones en Sama.

Más personal

Los langreanos también consideran que debe haber más enterradores u operarios municipales para que cada día acometan labores de limpieza, desbroces u otras mejoras en estos espacios municipales. El problema, según señalan, es que «solo hay cinco operarios para todos los cementerios y no dan abasto. Tampoco hay personal que se encargue mantener los accesos».

Desde el Consistorio langreano reconocen que el principal problema del mantenimiento de estos espacios es que «hay muchos y cada uno está en un lugar diferente». También advierten de que la antigüedad de los camposantos conlleva deficiencias estructurales. Y es que Langreo cuenta con ocho cementerios de titularidad municipal, por lo que no se descarta la posibilidad de poner en marcha la adecuación de un único espacio. Este proyecto abarataría los costes de mantenimiento. La idea ha sido barajada por la actual corporación pero encontraron dos dificultades para abordarlo. Y es que no pueden obligar a las familias a trasladar los restos de sus difuntos. Pero, sobre todo, les preocupa que no cuentan con un espacio amplio, cercano, con buenos accesos y bien comunicado donde ubicar el nuevo recinto.

Los usuarios también han criticado la actitud de los propietarios porque «muchos no mantienen limpias las tumbas de sus seres queridos y esto afea el cementerio. Algunos vienen una vez al año, pasan un trapo y ponen flores, eso no es suficiente».

Temas

Langreo

Fotos

Vídeos