La Policía detiene 'in fraganti' a un ladrón que entró a un piso para toxicómanos

A. FUENTE MIERES.

Se acabaron los asaltos a los centros de atención de drogodependientes de Mieres. Han sido un total de tres en las últimas dos semanas. Una de las responsables de una de estas entidades acudió ayer a la Comisaría de la Policía Nacional a interponer la última de las denuncias por un robo que ocurrió en la noche del miércoles, casi a las diez, según afirmó la afectada. Fue cuando los agentes cogieron 'in fraganti' al joven delincuente. ¿El botín? Desde la asociación de atención a toxicómanos señalaron que «no fue mucho», ya que le descubrieron cuando estaba cogiendo las monedas de una máquina de café del piso.

Pero el detenido -que podría pasar hoy a disposición judicial- tiene en su haber un amplio historial delictivo. En estos últimos quince días asaltó en tres ocasiones los mencionados pisos; también el domingo intentó sustraer el cable eléctrico de una instalación deportiva mierense y se cree que también es el autor del robo de cable de iluminación de la A-66 por más de 20.000 euros.

Persiguió a un autobús

Y eso no es todo. Se trata de uno de los dos jóvenes que generó alarma social el martes cuando iba con otro compinche en una moto persiguiendo un autobús lleno de viajeros de la empresa municipal de autobuses, Emutsa. El caso fue que su acompañante, que iba de 'paquete', amenazó a los usuarios del servicio con un hacha, lo que propició que el conductor del vehículo iniciara, desde la parada de Santullano, una escapada para no exponer a un posible riesgo a los usuarios.

Los agentes esperaron en la parada del Ayuntamiento, pero ellos ya había desaparecido. El del hacha fue identificado rápidamente por la Policía Nacional y arrestado ya que se enfrentó a dos agentes en plena calle. Posteriormente, se inició un dispositivo de búsqueda para el segundo de ellos, que cayó ayer.

Fotos

Vídeos