La Policía trabaja en una «desaparición voluntaria» de la menor de Ciaño

Nerea Jimánez, en una imagen cedida por la familia. /E. C.
Nerea Jimánez, en una imagen cedida por la familia. / E. C.

La familia asegura que la madre está sufriendo «una gran angustia» al no tener dato alguno de Nerea Jiménez, de trece años

A. F. G. CIAÑO (LANGREO).

Continúa la búsqueda de la niña de trece años desaparecida el pasado sábado en Ciaño, la localidad langreana en la que reside. Desde la Brigada Local de la Comisaría de la Policía Nacional de Langreo-San Martín del Rey Aurelio se informó de que la principal hipótesis sobre la que se trabaja, sin descartar otras, es que se trate de una desaparición voluntaria de la menor, Nerea Jiménez.

No obstante, los agentes encargados de la investigación está entrevistando a todo su entorno para tratar de conocer su paradero. También se quiere acceder a la información del teléfono móvil para determinar la zona en la que se registró la última conexión.

La Policía Nacional ha activado el protocolo de actuación pertinente para los casos de desaparición de menores. Se trata de determinar qué pudo haber ocurrido y dónde se encuentra la menor, pero por ahora no hay resultado alguno.

«En casa estamos destrozados y con una gran incertidumbre sobre el paradero de la niña», afirmaba su tía, Sonia Jiménez, quien se ha convertido en portavoz de la familia. La madre, Amara, se encuentra en un estado de nerviosismo por «la angustia que estamos viviendo todos en casa». La hermana de la madre afirmó que solo se espera que la niña regrese «cuanto antes» a casa.

La principal hipótesis que maneja la Policía Nacional choca de forma frontal con las declaraciones iniciales de la propia familia. Desde su seno se había asegurado que se trata de una chavala «muy responsable»; que está «muy unida» tanto a su madre como a su hermano menor y a su tía, y que «nunca» había faltado una noche en su casa. «Por eso nos extraña tanto lo que está sucediendo y pedimos colaboración para encontrarla», se afirmaba. Las redes sociales se están haciendo eco de esta desaparición de la menor. «Si es una chiquillada, solo queremos que vea lo que estamos sufriendo y regrese», dicen sus allegados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos