Un polideportivo para un allerano «extraordinario»

Parte de la Corporación allerana rodea al homenajeado en el polideportivo que lleva su nombre. /  J. M. PARDO
Parte de la Corporación allerana rodea al homenajeado en el polideportivo que lleva su nombre. / J. M. PARDO

El atleta paralímpico Jesús Antonio Fernández, de Casomera, da nombre al equipamiento de Cabañaquinta

MARTA VARELA CABAÑAQUINTA.

El polideportivo municipal de Cabañaquinta ya se llama polideportivo Jesús Antonio Fernández González, en reconocimiento al atleta paralímpico allerano. Este vecino de Casomera comenzó a practicar deporte con dieciocho años, cuando un accidente laboral lo dejó en silla de ruedas. Como paralímpico acudió a Atenas 2004, en la modalidad de esgrima, y actualmente es presidente la Federación de Deportes para Personas con Discapacidad Física de Asturias (Fedema).

Durante el descubrimiento de la placa que da nombre al equipamiento deportivo, el alcalde de Aller, David Moreno Bobela, ponía de manifiesto su admiración por el atleta y recordaba que «es un humilde y merecido reconocimiento de los suyos. Nunca nos cansaremos de darte las gracias porque siempre que este Ayuntamiento o tus vecinos te han necesitado has estado ahí».

Es una distinción que también han apoyado los demás partidos políticos de la Corporación allerana, que coincidían en señalar la disponibilidad del atleta allerano para participar en cualquier tipo de evento y apoyar las reivindicaciones de sus vecinos. Una disposición que, para el paralímpico, no es algo extraordinario, ya que considera que es importante poder ayudar a sus vecinos, por lo que ayer, aunque emocionado y agradecido, no comprendía el porqué de este reconocimiento y volvía a señalar: «Aquí estaré para lo que necesitéis». Por su trayectoria y carácter solidario y desinteresado, recibió en 2009 el premio Delfos y la Escanda de Oro otorgada por la Asociación de Vecinos de Aller.

Pero Fernández, conocido por todos los alleranos como 'Chus, el de Casomera', donde mejor se encuentra es practicando deporte y, sobre todo, enseñando a los niños la importancia de practicarlo. Por eso, la jornada comenzaba temprano para dar la oportunidad a los pequeños de la casa que se acercaron al recinto deportivo de ponerse en el lugar, por unos minutos, de un atleta paralímpico. Gracias a la colaboración de la asociación de Discapacitados Físicos Cosa Nuesa y la del propio Chus, se subieron a una silla de ruedas para practicar esgrima, realizar carreras y jugar al baloncesto y al bádminton.

Queda pendiente el segundo de los reconocimientos aprobados en el mismo Pleno de diciembre. El polideportivo de Felechosa llevará el nombre de José Manuel Amboage, representante vecinal fallecido y que durante años presidió la Asociación de Vecinos de Felechosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos