«El pote tiene entidad propia», reivindica Campoviejo en Turón

El cocinero ofrece su 'masterclass' sobre el pote en Turón. /  JUAN CARLOS ROMÁN
El cocinero ofrece su 'masterclass' sobre el pote en Turón. / JUAN CARLOS ROMÁN

El cocinero de El Corral del Indiano pide «unidad» en su elaboración para impedir que se diluya y se pierda»El 'estrella Michelín' ofrece una 'masterclass' sobre el plato

A. FUENTE TURÓN.

«Vamos a hacer un pote, a buscar la perfección», anunciaba ayer por la tarde en Turón el cocinero José Antonio Campoviejo. En el salón de actos del colegio La Salle estaba todo dispuesto: un público con ganas de conocer los detalles de este cocido, los ingredientes preparados y las potas en el fuego. «Asturias, una región tan diversa, tiene variaciones de este plato cada cinco kilómetros; vamos a ver si lo consensuamos y estructuramos un plato de futuro». Está poco historiado y no hay recetas, afirmaba el 'estrella Michelín' del restaurante El Corral del Indiano, de Arriondas.

«La base es la berza, patata, la alubia y el embutido fresco; hay que intentar que este plato no sea un recurso para aprovechar las sobras de la fabada, que tenga entidad propia», reivindicaba.

El cocinero ofreció una 'masterclass' dentro de la celebración de las Jornadas Gastronómicas del Pote de Turón, que tendrán lugar en el valle entre los días 2 y 10 de diciembre, y que este año celebran su declaración como Fiesta de Interés Turístico. «Se trata de un plato más antiguo que la fabada y pido la unidad del plato en su preparación para su protección», destaca Campoviejo, mientras manejaba las grandes cazuelas. El riesgo que hay de no hacerlo, continuaba, es que «la esencia del guiso puede perder envergadura».

También explicó ante la audiencia la mejor forma de prepararlo. «Partimos de un caldo hecho la noche anterior con mucho hueso y mucha mano; a partir de ahí, empezamos la cocción, despacio y con buena materia prima». Campoviejo señalaba que el siguiente paso, como si de una cadena de montaje se tratara, es «ensamblar» todos esos ingredientes. «Hay varias ollas, con las fabas, con las patatas, con las berzas...», dijo.

Había expectación y el cocinero admitió que «es la única ponencia que no hubiera querido dar», por ser en Turón. La razón es sencilla. «Porque estoy seguro de que todos los presentes aquí tienen su propia forma de hacer el pote; si doy una ponencia sobre cualquier plato del Corral, nadie va a decir nada, pero con éste...», decía bromeando. «Pero bueno, me convencieron y estoy aquí muy contento», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos