Los precios de las estaciones de esquí subirán más del 3% para reducir las pérdidas

El Principado quiere rebajar en medio millón de euros el déficit de Fuentes y Valgrande, que en la temporada pasada alcanzó los tres millones

ALEJANDRO FUENTE OVIEDO.

La Consejería de Hacienda y Sector Público ya ha puesto sobre la mesa su propuesta para aplicar un incremento superior al 3% en los precios públicos de las estaciones de esquí de Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno para la próxima temporada. En detalle, se quiere aplicar una subida generalizada del 3,6% para el equipamiento lenense y del 3,2% para el de Aller. ¿Cuáles son los motivos para aplicar las nuevas tarifas? Fundamentalmente son dos. Por un lado, ahora se incluye en todas ellas el canon por asistencia sanitaria en las pistas. «Es un concepto que nada tiene que ver con el seguro médico, que sí ofrece la Federación de Deportes de Invierno de Asturias», apostilla el texto. El segundo, es reducir los déficits económicos que genera la apertura de los dos equipamientos regionales. De momento, se trata de una propuesta, que será firme una vez el Consejo de Gobierno apruebe los precios públicos.

Los detalles de la situación de cada estación se concretan en documentos diferentes. De este modo, el texto que hace referencia a Valgrande incide en que la propuesta de precios para la próxima temporada tiene la «doble finalidad de minimizar la diferencia entre los gastos y los ingresos de la instalación, y de promocionar el esquí como actividad deportiva y de ocio entre la población en general». Hay otra razón de peso para marcar las nuevas tarifas. «Hay que tener en cuenta que los precios fijados en la vecina estación de San Isidro -en León- configuran un límite superior que no debe ser superado». De este modo, se aplica el incremento que ronda el IPC del ejercicio anterior así como el servicio de asistencia sanitaria. Una de las novedades que se prevé para las pistas de la veterana estación es la creación de billetes de día y abonos para el esquí de travesía.

La peor temporada en años

La memoria de las tasas admite que hubo menos usuarios que los previstos y más gastos

En la memoria de Hacienda se señala que la temporada fue, en términos de usuarios y de ingresos por billetes, «la peor de las últimas nueve». Solo hubo 76 días de esquí frente a los 137 previstos en Valgrande, lo que registró una afluencia de 41.004 usuarios. «Debido a estas circunstancias, los ingresos por venta de billetes se situaron en 624.813 euros, nivel inferior al registrado la temporada anterior (732.147 euros) y muy lejos de los 1,07 millones previstos». Menos ingresos y también más gastos, ya que estaban calculados 2,54 millones y se gastaron 2,67.

«En consecuencia, el desfase entre gastos e ingresos se elevó a los 2 millones de euros, frente a los 1,4 previstos». Para la próxima temporada -que dará comienzo de forma oficial el 30 de noviembre hasta el 1 de abril de 2018- se prevé un déficit económico de 1,59 millones de euros solo en Pajares. De este modo, con los ingresos generados -tanto por la venta de billetes como por el canon por concesiones-, «la cobertura del volumen de gastos sería del 42,4%; por lo que es preciso subvencionar el resto con cargo a los presupuestos del Principado».

Una situación similar es la que se registra en Fuentes de Invierno, a pesar de la gestión indirecta de este equipamiento a través de la empresa pública Recrea -en Valgrande, la gestión es netamente pública-. «La temporada 2016/17 se desarrolló con unas condiciones meteorológicas desfavorables para la práctica del esquí, lo que disminuyó la afluencia de usuarios respecto a las previsiones». De este modo, la venta de billetes se situó en 15.378 unidades, «por debajo de los 15.722 de la temporada anterior». Los ingresos fueron de 479.783 euros, superando los 463.423 del curso anterior gracias al aumento de los precios; no obstante, se admite en el documento que las cifras «estuvieron muy lejos de la optimista estimación inicial de ventas, que era de 28.138 billetes con una previsión de ingresos de 818.307 euros». Los gastos fueron de 1,71 millones, cantidad «superior a la previsión realizada», que era de 1,65 millones. Esto supone, según el documento, «un desfase de 901.673 euros, equivalente a una cobertura del 47,6%». La diferencia respecto a Pajares, es que Recrea asumió ese déficit, como en ejercicios anteriores, «con cargo a otros ingresos obtenidos por la sociedad en otras actividades», y también con la transferencia recibida del Principado.

Por ello, el informe también plantea para la próxima temporada minimizar la diferencia entre gastos e ingresos. Para 2017/18 se prevé vender más de 26.000 billetes lo que podría generar unos ingresos de 760.000 euros, cifra a la que habría que sumar otros 35.000 en concepto de canon por las concesiones de la instalación. Los gastos se calcula que podrían ser de 1,7 millones. El déficit generado por este equipamiento se situaría, por tanto, en unos 920.000 euros. Por ello, entre las dos estaciones asturianas se calcula unas pérdidas totales de unos 2,5 millones de euros.

De este modo, algunos de los precios propuestos contemplan 295 euros por un abono normal de temporada para ambas estaciones (a partir del 1 de diciembre, temporada alta) o los 165 del infantil. Se mantiene el bono de cuatro días para las cuatro estaciones -del Principado y las de León- a un precio de 70 euros para adulto y 55 para niños. Los bonos van desde los 49 euros por los dos días a los 183 por un total de diez jornadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos