«Este premio nos sirve para seguir»

Juan Tuñón, presidente de Parkinson Jovellanos, recoge el galardón de las manos de José Vicente Barbón, presidente de la Fundación Emilio Barbón. / JUAN CARLOS ROMÁN
Juan Tuñón, presidente de Parkinson Jovellanos, recoge el galardón de las manos de José Vicente Barbón, presidente de la Fundación Emilio Barbón. / JUAN CARLOS ROMÁN

La Asociación Parkinson Jovellanos recibe el galardón Emilio Barbón 2017 | Del Busto reconoce la importancia de este tipo de asociaciones y de su imprescindible colaboración con las instituciones sanitarias

MARTA VARELA POLA DE LAVIANA.

El XIV Premio de la Fundación Emilio Barbón de 2017 se entregó ayer a la Asociación Parkinson Jovellanos. Entre otros motivos, la presidenta del jurado María Teresa Mallada de Castro, presidenta de Hunosa, destacó la «mejora considerable de la calidad de vida» que las actividades de la asociación proporciona a los enfermos, así como su apoyo incansable a los familiares y su «valiosa contribución social»

Juan Tuñón Tuñón, es un enfermo de parkinson que en la actualidad ejerce como presidente de la asociación Jovellanos que recibió el premio. Ayer, dejaba ver su satisfacción por este reconocimiento a 17 años de trabajo de muchas personas. Tuñón manifestó que «supone un Cum Laude, han sido muchos años de lucha en la que, en ocasiones, nos hemos planteado tirar la toalla. El premio nos sirve para seguir adelante, para darnos cuenta que hay detrás más de 300 socios enfermos de parkinson que nos necesitan».

Juan Tuñón explicó que en los últimos años se han dado muchos avances en la enfermedad, pero «en cuestión de investigación queda mucho por hacer». Y puntualizó que el entorno rural asturiano es el gran olvidado en esta enfermedad porque «es complicado que puedan venir a la sede de la asociación a Gijón para participar en la terapias y las rehabilitaciones que son tan beneficiosas, se quedan olvidados». Por este motivo, pidió ayuda para poder llegar al mayor número de enfermos posibles.

El Consejero de Sanidad Francisco del Busto, presente en la entrega del galardón, valoró muy positivamente la labor de la asociación. El máximo responsable de la Sanidad asturiana puso además de manifiesto que la labor de la agrupación Parkinson Jovellanos es una ayuda «para mejorar la calidad de vida de los enfermos y un gran apoyo para sus familiares, a los que sois capaces de orientarles y darles la fuerza necesaria para seguir, al mismo tiempo que sois imprescindibles para dar visibilidad a esta enfermedad crónica». Y reconoció también que «llegáis al día al día del paciente, a donde las instituciones nos cuesta llegar, por lo que es importante que seáis nuestros aliados para avanzar en el conocimiento y tratamiento de la enfermedad».

Otros premiados

La Fundación Emilio Barbón, constituida a los pocos meses del fallecimiento del insigne político lavianés, lleva catorce años premiando a instituciones, asociaciones o individuos particulares que trabajen en beneficio de otros ciudadanos.

Así, el anterior premiado fue el Banco de Alimentos de Asturias. En otras ediciones, lo fueron también el Centro de Apoyo de la Integración de Pando, Fundación Sanatorio Adaro, Ute de Villabona, las cocinas económicas de Oviedo y Gijón, Proyecto Hombre, Sanatorio Marítimo, Asociación de descendientes del exilio español, Organización Asoka, Kike Figaredo, Asociación Maeve, Ponentes de la Constitución de 1978 y al Pueblo de Madrid.

El objetivo del Premio Fundación Emilio Barbón es reconocer a aquellas personas físicas o jurídicas, así como instituciones, entidades, organismos y colectivos en general que hayan destacado por una actividad que suponga un avance o aportación en el ámbito social. Por tanto, podrán concurrir al premio aquellos cuya actividad suponga una aportación y/o avance en el ámbito social que redunde en beneficio de los ciudadanos.

Fotos

Vídeos