El Principado espera tener despejado el argayo de Caso en tres semanas

El Principado espera tener despejado el argayo de Caso en tres semanas

Infraestructuras comienza a habilitar un paso provisional por el desprendimiento para vehículos todoterreno

ALEJANDRO FUENTE OVIEDO.

El Principado ya maneja plazos estimados para dar una solución al problema de incomunicación que ha causado el argayo de Anzó, en Sobrescobio, y que mantiene incomunicado al concejo de Caso por la carretera AS-117. Lo comunicó el propio consejero de Infraestructuras, Ordenación del territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, con los regidores de ambos concejos afectados, Marcelino Martínez y Miguel Ángel Fernández Iglesias. Este último, el responsable casín, era quien más preocupado estaba con la situación. «De no tener nada ya comenzamos a tener alguna expectativa». Y es que se calcula que en un plazo de tres semanas se pueda reabrir el tráfico en la calzada taponada por toneladas de rocas.

Ya se han iniciado las labores de saneamiento del talud, una parte fundamental dentro de este plan de emergencia para evitar la caída de más rocas a la carretera y garantizar la seguridad en los desplazamientos por este punto. «Se van a tener que retirar más de 15.000 metros cúbicos de material», señalaba el regidor de Caso. La retirada de todo este volumen podría dar comienzo, según estas previsiones que se manejan, en una semana.

Es un plazo que se considera posible, siempre y cuando no haya imprevistos, apuntaba el regidor de Caso tras el encuentro celebrado en Oviedo. ¿Y mientras tanto? «Ya se ha comenzado a habilitar un paso provisional entre las dos partes del argayo para que puedan circular vehículos todoterreno teniendo en cuenta las restricciones dentro del Parque Natural de Redes». La idea es crear una suerte de 'puente' para conectar dos paradas de autobús a cada lado del desprendimiento con estos coches 4X4.

Hoy, manifestación

Se trata, ésta, de una solución para poder trasladar, a partir de los lunes, a los escolares de Secundaria del concejo a sus respectivos centros educativos, que se encuentran en Laviana y San Martín. Y es que la carretera alternativa, la de la Collada de Arnicio hasta Infiesto, se hace inviable por su mal estado y por el excesivo tiempo del trayecto.

Fernández Iglesias tuvo que echar mano de la senda peatonal que se usa estos días para sortear el argayo, como el resto de vecinos, para poder acudir a la reunión con el consejero en Oviedo. «Fui hasta Anzó y allí dejé mi coche». Después hizo a pie ese camino, para lo que se tarda unos veinte minutos. «Mi cuñado me estaba esperando en el otro lado del desprendimiento; me llevó hasta Laviana donde había quedado con Marcelino -el regidor de Sobrescobio- y ya fuimos juntos a la sede de la consejería».

A pesar de contar con estas previsiones, se mantiene para hoy, a las once de la mañana, la convocatoria de una manifestación vecinal. Al respecto, el consejero de Infraestructuras dijo que «hemos trabajado sin pausa ni interrupción -desde el 22 de marzo-, y hemos utilizado y vamos a seguir usando todos los medios posibles, humanos y materiales. No ha habido ni habrá escatimación de medios para dar una solución mas rápida y que garantice la total seguridad».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos