El Principado opta por una voladura para eliminar el argayo que aísla Caso

El c/JUAN CARLOS ROMÁN
El c / JUAN CARLOS ROMÁN

Se atacará desde arriba con una máquina dada la dificultades que presenta un talud de unos 50 metros por su estructura para eliminar el desprendimiento desde la parte inferior

EFE

La Consejería de Infraestructuras ha optado por realizar una voladura para eliminar el argayo caído el pasado 22 de marzo sobre la carretera As-117, que prácticamente aisla del resto de Asturias al concejo de Caso desde esa fecha, según ha anunciado hoy el titular del departamento, Fernando Lastra.

Además de proceder a la voladura, una decisión para la que se ha contado con el criterio de un ingeniero de minas experto en explosivos, el argayo se atacará desde arriba con una máquina dada la dificultades que presenta un talud de unos 50 metros por su estructura para eliminar el desprendimiento desde la parte inferior.

El consejero, que esta tarde visitará la zona, ha hecho estas afirmaciones en su respuesta en el pleno de la Junta General a una pregunta de la diputada de Foro Carmen Fernández, que ha acusado al Gobierno de «falta de diligencia» en su actuación al no anunciar una solución provisional hasta doce días después del corte de la As-117.

Fernández ha criticado además la alternativa habilitada desde el pasado lunes, que evita el argayo vadeando el río y que sólo permite circular en todoterreno, por su retraso en ponerla en marcha, a la vez que ha exigido que se abra a todo tipo de vehículos y que se promueva la declaración de zona catastrófica para compensar las pérdidas económicas generadas en el concejo de Caso.

En contexto

Lastra ha agradecido en tono irónico «la sensibilidad» de Foro con una circunstancia que se repite cíclicamente en Asturias y ha recordado que el último argayo de una magnitud similar fue el producido en 20016 en la N-634 a su paso por Salas en el que el corte de la vía se prolongó durante ocho meses.

Según el consejero, la respuesta del Principado fue «rápida y sin escatimar medios» y la vía alternativa habilitada -descartada inicialmente por la Unidad Militar de Emergencias- ha permitido solucionar parcialmente los transportes urgentes y regulares así como los escolares y se adoptó cuando se contó con el visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos