Un programa pionero en Asturias

Un programa pionero en Asturias

Una red de seguimiento de mariposas en el Parque Natural de Redes ofrecerá datos acercade los efectos del calentamiento global y el manejo del territorio

JUAN SAN MARTÍNCampo de Caso

La idea es descubrir los efectos del calentamiento global y del manejo del territorio –el abandono del campo– a través de las mariposas. Se trata de un programa pionero en Asturias que impulsa la Concejalía de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado de Asturias, a través de la Dirección General de Biodiversidad y Paisaje. El proyecto seguirá el sistema internacional Butterfly Monitoring Scheme (BMS) y se llevará a cabo en los parques naturales de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, Somiedo, Las Ubiñas-La Mesa, Redes y Ponga. La semana pasada se llevaron a cabo charlas informativas para comunicar a la población algunas pautas sobre esta iniciativa y captar colaboradores. En el enclave de la cuenca del Nalón, la charla tuvo lugar en el Centro de Interpretación de Campo de Caso, el pasado miércoles.

Hugo Mortera, biólogo y uno de los fundadores de la empresa Apilánez y Mortera S. L., fue el encargado de facilitar la información. «El objetivo es hacer una red de seis itinerarios en cada espacio natural que nos permita saber las variaciones del número de mariposas que se encuentran en estos recorridos», explicó Mortera. Un seguimiento que harán las personas que se ofrezcan como voluntarias, bajo la supervisión del director de cada Parque, desde mayo hasta septiembre. «Próximamente realizaremos un curso intensivo para que los que se apunten sepan identificar los tipos de mariposas que hay. También les especificaremos todos los pasos a seguir para llevar a cabo el seguimiento», indicó.

Los itinerarios

Lo que sí desveló fueron los puntos de los itinerarios del Parque Natural de Redes. «Son recorridos de aproximadamente un kilómetro de longitud. Están localizados en Soto de Agues, en el concejo de Sobrescobio, y en Collado Ovid, Bezanes, Pendones, Tarna y el Collado Acebal, todos ellos situados en el municipio casín», enumeró Hugo Mortera. Asimismo, el biólogo advirtió de que «en el caso de los recorridos de las localidades de Bezanes y Pendones, serán itinerarios de siega, con el objetivo de descubrir los cambios en el manejo del terreno. Mientras que el resto de las ubicaciones serán itinerarios de montaña».

Según dijo, el protocolo de actuación en estos seguimiento es «llevar un paso lento y uniforme, anotar solo las especies y el número de mariposas que vean en su radio de visión –cinco metros al frente y dos metros y medio a cada lado–, no mover la vegetación en busca de algún ejemplar, hacer este recorrido siempre a la misma hora –entre las 10 y las 18 horas– y con una temperatura –mínimo de 13 grados– y condiciones climatológicas específicas –no hacerlo con lluvia, niebla o vientos de más de 29 kilómetros por hora–», detalló Mortera. En la charla también participó Rubén Rodríguez, director del Parque Natural de Redes, para apuntar que «lo que hace falta es compromiso». Y es que es una actividad que hay que llevar a cabo, al menos, diez veces al año –y con un espacio entre cada recorrido de entre 5 y 25 días–, durante los dos cursos.

Hugo Mortera y Rubén Rodríguez, durante un momento de la charla, en Caso.
Hugo Mortera y Rubén Rodríguez, durante un momento de la charla, en Caso. / Juan Carlos Román

Voluntarios

En opinión del responsable de Redes, «creo que tendremos los suficientes voluntarios para cubrir todos los itinerarios en los cinco parques». Uno de estos colaboradores es Sergio Solano, vecino de Belerda, en Caso. «Espero poder participar en el recorrido del puerto de Tarna», comentó. Solano lleva vinculado al mundo de las mariposas desde hace cuatro años. «Soy pajarólogo, pero desde hace un tiempo también me interesan mucho los lepidópteros», manifestó. Por su parte, Esther de Dios, de Bimenes, afirmó que «quiero participar para poder tener contacto con la naturaleza».

En la naturaleza asturiana hay 145 especies diferentes de mariposas. «En los Picos de Europa realizan este seguimiento desde el 2013. La comunidad pionera a nivel nacional es Cataluña, que comenzó con este programa en 1994. En la actualidad, cuenta con más de 200 itinerarios», explicó Hugo Mortera. Según comentó en la charla, el programa comenzó en Reino Unido, en 1970. «A día de hoy, participan 22 países del continente europeo, que en total cuentan con 6.000 itinerarios», aseguró, así como que «se sigue la misma metodología en toda Europa».

Fotos

Vídeos