Prolongar la temporada de esquí, una petición de hosteleros y usuarios

Decenas de esquiadores, en la cola de uno de los remontes de la estación de esquí de Valgrande-Pajares durante este fin de semana. /  PARDO
Decenas de esquiadores, en la cola de uno de los remontes de la estación de esquí de Valgrande-Pajares durante este fin de semana. / PARDO

El Principado se mantiene cauto mientras la Diputación de León ya sopesa esta alternativa

MARTA VARELA FELECHOSA / LENA.

Las previsiones meteorológicas anuncian más nieve en las próximas horas, casi a nivel del mar, y esta situación podría prolongarse durante el fin de semana. De cumplirse los pronósticos, los espesores de nieve en las estaciones invernales asturianas aumentarán de nuevo, lo que lleva a que hosteleros, comerciantes y usuarios comiencen a pensar en la posibilidad de que se pueda ampliar la temporada.

El último antecedente se produjo en la temporada 2013-2014, cuando estaba previsto finalizar la temporada el 30 de marzo y debido a los elevados espesores de nieve, el Principado amplió la apertura de las pistas de esquí asturianas once días más (abriendo de viernes a domingo, hasta el 20 de abril). La anterior temporada también se amplió una semana la apertura de los remontes.

Por el momento, todo parece indicar que esta temporada está llamada a durar más de lo previsto. De hecho, la estación de Fuentes de Invierno es de las que más nieve tiene en España. La prolongación de la temporada es algo que también se baraja en la comunidad vecina, aunque en la información de sus pistas se anuncia que «la fecha prevista para el final de temporada es el domingo 8 de abril de 2018, pudiendo prolongarse la temporada en caso de que las condiciones de la nieve sean las adecuadas».

Y eso es lo que esperan comerciantes, hosteleros y usuarios de los dos complejos de esquí de Asturias. Que la temporada pueda ampliarse, resarciría a los empresarios hosteleros de la situación que han vivido este mes, donde el empeoramiento del tiempo y las fuertes nevadas no propiciaron que las estaciones estuviesen a pleno rendimiento hasta el pasado fin de semana. De hecho, el fin de semana anterior, el de Carnaval, se registraron 4.000 usuarios menos que el año anterior. Todas las expectativas están puestas ahora en lo que a priori será el último fin de semana de la temporada y que coincide con la celebración de la Semana Santa. Algunas casas rurales y hoteles ya han comenzado a recibir reservas para esas fechas, principalmente de familias afincadas de fuera de nuestra región.

Por el momento, no hay nada confirmado y desde la Dirección regional de Deporte se mantiene cautela a ver cómo se desarrolla el tiempo y cómo evoluciona el estado de la nieve en los próximos días. Y es que uno de los inconvenientes a la hora de sopesar la ampliación, es el estado de la nieve que con las altas temperaturas se transforma y se vuelve húmeda e impracticable para la práctica de los deportes de nieve.

Los aficionados al deporte blanco y que conocen el funcionamiento de otras estaciones de esquí de Europa apuntaron ayer que «si suben las temperaturas se debe cambiar el modelo de apertura, así podrían abrir una hora antes, a las ocho de la mañana, y cerrar más pronto para evitar las horas de más calor», propuso Manuel Megido, gerente del hotel rural El Fundil, en la localidad allerana de El Pino. Además, este hostelero comentó que «las temporadas iban casi siempre hasta finales de abril. Este año parece que es un mes menos y habiendo nieve es imperdonable para todos».

Los negocios que, en gran medida depende de la nieve, también se espera que pidan la ampliación de la temporada. Uno de los trabajadores del establecimiento Telesquí, José Abel Martínez, puntualizó que «está claro que con el buen tiempo la gente responde y viene a la nieve. Este fin de semana se nos agotaron los equipos para alquilar. Si hay nieve debería dejarnos trabajar».

En la zona lenense la sensación es muy similar. Se espera que la nieve que, según los trabajadores de Pajares, «a día de hoy está compactada y en buen estado», pueda aguantar todo el mes de abril. Pero explicaron que «tiene que hacer buen tiempo para que la gente se anime, y, en principio, solo acuden por la mañana». Luis Núñez, presidente de AsturCentral (Asociación de Turismo de la Montaña Central de Asturias), comentó que «es demasiado pronto para hablar de ampliar la temporada, pero si hay nuevas nevadas y se mantiene buena nieve en las estaciones en quince días tendremos que plantearnos unirnos las dos comarcas y hacer un frente común para reclamar que se amplíe»

En Moreda también notan la afluencia a las estaciones, principalmente los fines de semana y puentes. Así el gerente del restaurante Teyka, Jorge Ochoa, dijo que «ampliar la temporada es bueno para todos, aunque el mayor problema es la falta de aparcamientos y buenas comunicaciones para acceder a las pistas de esquí.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos