Proyecto Hombre cerrará el día 19 la Casa Rectoral, por la que han pasado 1.700 usuarios

A. F. G. MIERES.

Proyecto Hombre ultima las labores para acondicionar su nueva sede en Mieres, la Casa Duró. Será el próximo día 4 de diciembre cuando se inicie el traslado para inaugurar el local el día 19. Pero antes, la entidad quiere realizar un encuentro en la que ha sido su ubicación desde 1995, la Casa Rectoral, «por la que han pasado unos setenta voluntarios, una treintena de empleados y más de 1.700 usuarios», explicaba ayer el director del centro, Juan Antonio Álvarez. Será el 28 de este mes.

La Casa Duró acogerá un centro de día para tratar a personas con problemas con las drogas; en la actualidad hay unos treinta usuarios. También se impulsará una unidad para adicciones diversas, como los videojuegos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos