Proyecto Hombre inicia en Mieres un plan contra adicciones en menores

Luis Manuel Flórez, 'Floro'. / E. C.

El programa Reciella se instala en el concejo con vocación comarcal y dará servicio a jóvenes con problemas de consumo de sustancias e internet

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

Se llama Reciella y es un programa específico de atención a menores y jóvenes con algún tipo de adicción. Lo desarrolla Proyecto Hombre y en breve se va a implantar en Mieres, según informó el director de la entidad, Luis Manuel Flórez, 'Floro'. «Se trata de dar un paso más en nuestro compromiso con este concejo, con la comarca del Caudal y con las cuencas mineras», explicaba ayer. Lo novedoso de esta iniciativa, continuaba, es que sirve de herramienta de información y asesoramiento para los chavales y sus familias «antes cualquier tipo de adicción», ya sea el alcohol, las drogas o a las nuevas tecnologías, «que también generan un problema de dependencia», aseguraba.

Este plan específico ya se desarrolla en Oviedo desde el 2004 y durante 2016 se atendieron casi 200 casos, con lo que se evidencia la implantación en la comarca y la necesidad de dar una respuesta a esta problemática en adolescentes y en su entorno más cercano. «Hasta ahora, era en la capital del Principado donde se centralizaba todo nuestro servicio para jóvenes, al que se va a sumar Mieres, lo que servirá para aligerar la carga de trabajo en la primera y dar una atención cercana a los mierenses y a la población de esta zona», añadía el director de la entidad.

Reciella quiere ser un instrumento de apoyo a aquellas familias con hijos que «se ven absorbidos por alguna adicción y que, en la mayoría de las ocasiones, no saben cómo afrontar este tipo de problemas».

Nueva ubicación

La creación de este nuevo servicio en Mieres va a ser posible gracias a que van a disponer de una nueva ubicación. Tal y como informó EL COMERCIO, el gobierno local de Izquierda Unida propuso al director de Proyecto Hombre ocupar la Casa Duró, un inmueble que lleva clausurado desde 2012 y que antes fue la sala de exposición de arte de la villa. «La verdad que estamos muy ilusionados con la nueva sede de la entidad. Ayer mismo -por el jueves- registramos en el Ayuntamiento la petición formal para que se haga la cesión por parte del Consistorio. A partir de ahora, desconozco los plazos que maneja la administración para que se haga afectiva, pero esperamos poder hacer el traslado lo antes posible o, por lo menos, antes de que comience el invierno», señalaba.

«Ya he visitado la casa y tengo que decir que es un lugar apropiado para nuestro centro de día para drogodependientes y para Reciella. Dispone, además, de un pequeño terreno con el que hacer un huerto para nuestra terapias», añadía el responsable de la entidad social.

Eso sí, harán falta algunos pequeños arreglos y reformas tras tanto tiempo de clausura del inmueble. No obstante, será un coste menor que el de afrontar la rehabilitación de la vieja Casa Rectoral, espacio que Proyecto Hombre ocupa en la actualidad cedido por la Iglesia. «Este edificio está en mal estado y no podemos afrontar la rehabilitación», concluyó.

Temas

Mieres

Fotos

Vídeos