«El PSOE debe decidir si sacrifica a más compañeros con su código ético»

El alcalde del Aller, David Moreno Bobela. / JUAN CARLOS ROMÁN

David Moreno Alcalde de Aller. Acaba de ser absuelto de un delito de prevaricación | «Adrián Barbón no me ha llamado, pero me ha enviado un mensaje de enhorabuena. Yo seré siempre socialista, eso no se va con una ducha»

ALEJANDRO FUENTE cabañaquinta.
Sábado, 3 febrero 2018, 06:47

Asegura el alcalde de Aller que desde el verano de 2014, cuando la Fiscalía presentó una querella contra él por un delito de prevaricación a causa del reparto de unas subvenciones a una asociación deportiva, vive un calvario. Él y su familia. Previamente, la denuncia había sido interpuesta por el Partido Popular. David Moreno respiraba ayer tranquilo tras la espiral de emociones que vivió el jueves, cuando se conoció la sentencia absolutoria del Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo. También quedó exonerado su antecesor, Gabriel Pérez Villalta. El regidor, que a raíz de la apertura de la vista oral fue expulsado por la Federación Socialista Asturiana (FSA), advierte ahora de que no se va a callar nada más.

-Parece liberado con este fallo.

-Sí, porque han sido casi cuatro años dando vueltas a una situación que parecía que no iba a terminar nunca, a algo que estaba convencido que no era delito alguno. La sentencia es el respaldo y el refuerzo de que no soy un delincuente. Eso ha quedado probado.

-Cabe recurso ante la Audiencia y el PP todavía no se decide.

-Lo que hagan me da bastante igual. Tengo claro que su estrategia era llevarme a la línea roja de la expulsión del PSOE (en referencia al código ético y la apertura de juicio oral). Cuando sucedió, se vio claramente qué era lo que buscaban. Para ellos la sentencia y el resultado final del juicio era lo de menos. Pero se encontraron con mi negativa a dimitir y con un alcalde dispuesto a defenderse hasta el último momento con su único argumento, que es la verdad.

-¿Le ha llamado mucha gente desde que se conoció la absolución?

-Muchísima. Muchos compañeros, vecinos, gente que estuvo siempre ahí. No han aparecido ahora por haber sido absuelto. Nunca me he sentido solo.

-¿También quienes le dieron la espalda?

-Uno se encuentra de todo, pero a nadie que me haya dado la espalda de forma taxativa; sí con quienes las relaciones se fueron enfriando.

-¿Le ha llamado Adrián Barbón, el secretario general de la FSA?

-No. Me ha enviado un mensaje. También Adriana Lastra -vicesecretaria general del PSOE-, pero no he hablado con ellos.

-Un mensaje de...

-Enhorabuena. También he recibido de otros compañeros, como Iván Fernández, alcalde de Corvera, con quien siempre he tenido una relación excelente y siempre he tenido su apoyo.

-¿Cree que es posible su rehabilitación en el partido?

-Eso tiene que decidirlo el PSOE. El partido tiene que determinar si rehabilita a los responsables que se carga con su código ético, y si esta dispuesto a seguir sacrificando a compañeros con ese límite que se pasa de frenada.

-¿Pero a usted le gustaría regresar al PSOE?

-Siempre he sido socialista y siempre lo seré, con o sin carné. He gobernado seis meses fuera del partido, pero con su programa. Eso no se va con una ducha.

-Si no regresa, ¿considera que se acaba su carrera política'

-Mi carrera política no me preocupa. Cuando tomé la decisión de no dimitir y pelear por mi inocencia, era conocedor de las consecuencias y las asumí. Preferí ser coherente conmigo y con mis valores. No fue que me aferrase al cargo, sino que hacía lo conveniente para estar en paz conmigo mismo.

-El PP sigue en sus trece y mantiene la petición para que renuncie a la Alcaldía.

-Y yo voy a comenzar con mis trece: que deben dimitir ellos. Ya no voy a referirme a Juan Antonio del Peño -portavoz popular-, porque no tiene la capacidad intelectual para ser el autor de todo esto. Quiero sacar a la palestra al presidente del PP en Aller, que lleva desde 1999 en el Ayuntamiento y que es Juan Sutil, cuñado de la Mallada (María Teresa, actual presidenta de Hunosa). A mí se me recordaba constantemente que soy el yerno de Villalta, pues éste es el cuñado de la Mallada, quien jamás ha dado la cara como edil y lleva más años que yo. Conocía las subvenciones y el polideportivo de Sotiello mejor que yo y quiero que dé la cara. Del Peño es el tonto útil del PP.

-¿Su familia?

-Lo ha pasado mal. Yo soy capaz de aguantar lo que me echen, pero ellos han sido mi punto débil, ver a mi madre sufriendo, a mi padre sufriendo y no entender por qué no lo mandaba todo al carajo.

-Le quedan otras causas, como una denuncia del Sipla (Sindicato Independiente de la Policía Local)

-Esa demanda ya fue una vez archivada; el juez veía claramente el motivo de la demanda: una venganza porque me negué a aprobar una reclasificación de puestos que contemplaba una subida salarial.

Secciones
Servicios