Quejas de los ganaderos por el cierre de una pista

La reparación del argayo continúa trastocando la actividad diaria a ambos lados del mismo. Ayer eran los ganaderos los que hacían ver su malestar por el cierre de una pista, ubicada por encima del desprendimiento, y que usan con asiduidad para visitar el ganado que tiene en lo alto de la zona de Anzó. Un acceso que lleva cerrado más de veinte días y que ahora reclaman su apertura. Y es que según los ganaderos casinos, «los primeros días del cierre se hizo por seguridad para que trabajasen picando las zonas inestables en lo alto de la montaña», pero aseguran que ahora «ya no se realizan trabajos en ese área y continúan sin darnos el paso, diciéndonos que es una orden de la Dirección de Carreteras». Por ello, los ganaderos suben a pie a atender su ganado e incluso cargan con comida para el mismo. «No vemos razón para que siga cerrada», defendieron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos