IU reclama a Argüelles que dimita para evitar una grave crisis política con el PC

Tamara Argüelles. / ROMÁN
Tamara Argüelles. / ROMÁN

El Ayuntamiento no tiene ordenanzas que prohíban usar coches oficiales a un edil para que llegue en tiempo y forma a una comisión

MARTA VARELA LANGREO.

La tensión en Langreo entre IU y el PC por la destitución de la edil Tamara Argüelles por resolución de Alcaldía, alegando pérdida de confianza va en aumento. En un intento de minimizar los posibles daños «a la organización y a la institución», se reunió la directiva de IU el pasado miércoles. Ayer, su coordinador general David Álvarez confirmó que «hemos decidido, por mayoría simple, solicitar la dimisión de Tamara Argüelles».

El coordinador de IU en Langreo reconoció que «es posible que esta situación produzca una crisis en la organización pero trataremos de minimizarla». El sábado 18 de noviembre celebrarán una reunión con los afiliados para «informar de la situación y de los pasos que se han dado».

Por su parte, desde el PC de Langreo pidieron «calma». Si bien se habla de «una crisis del equipo de gobierno», el coordinador Alejandro López anunció que «convocaremos a nuestras bases para la próxima semana e invitaremos al alcalde y a Tamara Argüelles para que ofrezcan explicaciones y que la militancia decida».

La destitución de Argüelles de todas sus competencias -Cultura, Educación y Política Lingüística-, es la punta del iceberg de un debate político que ambas formaciones llevaban meses retrasando. El acercamiento de IU a Somos, en detrimento de la defensa del carbón, la subida de un 1,9% de las tasas municipales a los langreanos, el conflicto con los trabajadores municipales por falta de diálogo, el enfrentamiento con el alcalde con algunos vecinos por el tema de la recogida de basura son asuntos que ya habían ido tensando previamente el debate político entre ambos partidos.

Finalmente, un desacuerdo entre el alcalde y la edil del PC Tamara Argüelles al amenazar la concejala con no acudir al Pleno donde se iban aprobar las ordenanzas y que podría haber desestabilizado el gobierno municipal de Langreo terminó por romper la fina línea de esa alianza política entre los partidos de la izquierda y fue entonces cuando Sánchez decidió zanjar esta situación con la destitución de la edil comunista.

El regidor alegó «pérdida de confianza y una falta al código ético que deben tener los concejales», en relación al presunto uso indebido de un coche oficial. Sin embargo, según ha podido saber este periódico, «el Ayuntamiento tiene la obligación de poner los medios necesarios para que un concejal delegado acceda a las comisiones que preside». Asimismo, las mismas fuentes advirtieron de que «tampoco parece recogerse en ninguna ordenanza municipal la prohibición del uso de coches oficiales para trabajos de los concejales, ya que debe facilitarse que esté en tiempo y forma». De ser así, la edil destituida no habría cometido ningún delito, ni habría incumplido el código ético municipal, como critica el alcalde.

Ahora será la militancia del PC la que decida sobre la posible dimisión de Tamara Argüelles, como reclaman desde IU, según ha anunciado su coordinador Alejandro López. Esta decisión de los afiliados podría condicionar e incluso poner en riesgo la unión del PC con IU restablecida en 2014, cuando decidieron ir de la mano en las elecciones municipales, después de seis años de distanciamiento y de listas separadas. Y esta tensión se produce a menos de dos años de la próxima cita electoral municipal.

Temas

Langreo

Fotos

Vídeos