IU de Caso recopila documentación para recuperar sus límites con Piloña

M. VARELA CAMPO DE CASO.

Tres siglos llevan los municipios de Caso y Piloña tratando de establecer, bien definidos, sus límites. Sin embargo, la polémica continúa. Una amplia zona de pastos que los casinos dicen que es suya, es reclamada por los piloñeses y así las cosas, las negociaciones no despejan los lindes de ambos concejos. El diálogo entre Caso y Piloña se retomó con fuerzas hace tres años, cuando Piloña propuso marcar los límites y lanzó una propuesta que significaría, para Caso, la pérdida de más de un millón de metros cuadrados de pastos en la zona de El Tozu y la parroquia que engloba los pueblos de Nieves, Bueres y Gobezanes.

Para la coalición casina de IU, «este tema no preocupa al gobierno socialista de Caso», al que exigen «una implicación activa y abandonar su actual actitud impasible ante la posibilidad de perder más de 110 hectáreas en los límites con Piloña». Desde IU han iniciado un trabajo de recopilación de documentación para confirmar que dichos terrenos pertenecen a Caso «No permitiremos que los vecinos queden indefensos», dicen.

Fotos

Vídeos