Rescatan a una vecina en Aller tras estar veinticuatro horas tendida en el suelo

La Policía Local accedió a la casa por una ventana y halló a la mujer, de 82 años y que vive sola, tirada y sin articular palabra, aunque estaba consciente

A. FUENTE CABORANA.

Agentes de la Policía Local y la técnico de ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Aller rescataron el lunes por la tarde a una vecina de Caborana, en Aller, de 82 años, que había quedado tendida en el suelo. Ocurrió poco después de las 14.30 horas, relata uno de los efectivos policiales, cuando la mujer no abría la puerta y no se sabía nada de ella desde el día anterior.

Tras acceder al piso por la ventana, un primero, se encontró a la anciana tendida en el suelo, consciente pero incapaz de articular palabra. Se estima que pudo estar veinticuatro horas tendidas en suelo por razones que se desconocen. La mujer tiene serios problemas de salud y carece de familiares cercanos que la puedan ayudar, motivo por el que se encuentra dentro del programa de ayuda a domicilio. La técnico se encontró con la puerta cerrada y nadie atendía a las llamadas en la puerta ni a las telefónicas. Además, sus vecinos llevaban sin verla desde la tarde anterior.

Por este motivo, los servicios sociales del Ayuntamiento alertaron a la Policía Local sobre la situación y tras contactar con su único familiar (que se encuentra fuera de Asturias), al no tener noticias suyas desde el día anterior, se procedió a la entrada en el domicilio.

La puerta se encontraba cerrada con llave, por lo que uno de los agentes, tras romper el cristal, accedió al interior por una de las ventanas traseras y se encontró a la mujer tendida en el suelo, totalmente desorientada. Tras abrir la puerta para permitir la entrada a su compañero, se dio aviso a los servicios médicos de emergencia y, entre ambos, acostaron a la mujer en su cama hasta su llegada.

Tras la exploración médica realizada por facultativos del centro médico de Moreda, se trasladó a la mujer en ambulancia al hospital Álvarez-Buylla, donde permanece ingresada. La intervención de la Policía pudo haber resultado providencial para evitar un fatal desenlace.

Situación frecuente

Aller es uno de los concejos de las comarcas mineras más envejecido. Uno de los agentes que participó el lunes en rescate apunta a que, al año, suelen registrarse una decena de situaciones similares. «Son frecuentes las caídas de personas mayores que viven solas y en este tipo de sucesos pasa un tiempo hasta que los vecinos se percatan de que no las han visto; hay veces en que tan solo logramos recuperar el cuerpo sin vida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos