Robles, hayas y un lago en La Mayacina

Vehículos aparcados en La Mayacina, donde el equipo de gobierno quiere crear un parque. / J. M. PARDO
Vehículos aparcados en La Mayacina, donde el equipo de gobierno quiere crear un parque. / J. M. PARDO

La Coordinadora Ornitolóxica propone que el aparcamiento se convierta en una zona que recree la riqueza vegetal de las Cuencas

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

El Ayuntamiento de Mieres tiene que seleccionar entre el centenar de propuestas vecinales recibidas para incorporar al diseño del futuro parque de La Mayacina, una obra que cuenta con un presupuesto de 1,3 millones de euros con cargo a fondos europeos Feder. Y, sobre la mesa, hay proyectos muy concretos para el desarrollo de esta zona urbana, que actualmente ocupa un aparcamiento. Uno de ellos es el redactado por la Coordinadora Ornitolóxica d'Asturies, que plantea la idea de «recrear» en las 1,3 hectáreas disponibles «los hábitats principales del Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras. Dar forma a un ambiente realmente verde y a un espacio para la relajación dentro del casco urbano, algo de lo que carece actualmente la villa», se apunta en el documento.

El Paisaje Protegido de las Comarcas Mineras, del que forma parte Mieres junto con Langreo, Laviana y San Martín del Rey Aurelio, fue declarado en 2002 y se trata de una zona natural de protección y promoción cultural.

EL PROCESO

Consulta:
el Ayuntamiento abrió un proceso de participación para recabar propuestas para el diseño del parque. Fueron más de cien. También se presentaron varios proyectos completos.
Financiación:
la obra tiene un presupuesto de 1,3 millones de euros con cargo a los fondos europeos Feder.
Ejecución:
la intención del equipo de gobierno local es tener la obra culminada este año.

La coordinadora plantea varias actuaciones para desarrollar el parque. Una, ampliar la superficie del propio parque recortando los anchos de las aceras circundantes a la mitad, «lo que supone suficiente terreno de paso». Los aparcamientos de alrededor, dicen, se establecerían en batería. Y añaden que las calles situadas en el sur y en el oeste podrían ser semipeatonales, con velocidades máximas de 20 kilómetros por hora, y de prioridad ciclista y peatonal». Las calles norte y este serían de un único sentido, «con lo que se ganaría en amortiguación del tráfico actual, lo que daría una mayor tranquilidad y espacio».

El plan diseñado por este colectivo propone, para la zona perimetral del parque, una protección natural que estaría formada por arbustos autóctonos de fruto, especialmente espino blanco, acebo y tejo, así como algún arce, lo que reforzaría las sensaciones en cuanto al paso de las estaciones y aislaría la zona de los «vientos dominantes» al tiempo que generaría en su interior «una mayor discreción y tranquilidad a los usuarios». Estos setos perimetrales no serían rectilíneos ni homogéneos, sino que proponen que se dispongan de modo irregular, «dejando entrever el parque en algunas zonas y dando acceso por la red de sendas del parque en varios puntos del mismo, y ocupando un ancho de quince metros como mínimo.

En la zona norte se quiere recrear «un hayedo en toda su dimensión, permitiendo el desarrollo futuro de árboles grandes, en un ancho aproximado de unos veinte metros». Intercaladas con las hayas, se integrarían otras especies vegetales típicas. En la zona sur se implantaría un robledal, la unidad principal en las laderas del paisaje protegido. Ocuparía igualmente unos veinte metros de banda y se dejarían espacios entre el arbolado para su desarrollo.

En las bandas este y oeste quieren recrear el bosque mixto y los frutales. «Sería el sitio ideal para el muérdago, los ejemplos de madera muerta en pié y su importantísima dimensión para el desarrollo de numerosas especies, el lugar de los alisos, los fresnos y los diversos arbustos, brezos y demás especies vegetales del Paisaje Protegido».

Laguna central

En el centro del parque, y con la mayor superficie, proponen una pradera, en la que habría «amplias zonas adecuadas para la lectura o para poder tomar el sol con total libertad». Incluyen en su propuesta habilitar una laguna de unos 400 metros cuadrados. «Al contrario que otros estanques, se aprovecharía mayoritariamente el sistema pluvial natural para su mantenimiento y se rodearía de vegetación como el carrizo, la enea y los lirios amarillos, de espectacular floración primaveral. Todas estas especies son autóctonas. Es muy probable que en este estanque se establecieran poblaciones de azulones, al igual que afortunadamente sucede también en el estanque del Parque Jovellanos actualmente».

Esta será una de las propuestas que analice el equipo de gobierno, que prevé tener la actuación culminada a lo largo de este ejercicio para cumplir con el calendario inversor que marca el programa europeo.

Temas

Mieres

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos