Sanidad niega un incremento de las derivaciones desde el Álvarez-Buylla

La consejería señala que en lo que va de año tan solo se ha trasladado a nueve pacientes al servicio de la UCI del Valle del Nalón

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

La Consejería de Sanidad quiso ayer responder «con datos objetivos e incontestables» las denuncias -realizadas por la Agrupación vecinal de Mieres y el PP de Asturias- sobre el incremento de las derivaciones de pacientes desde el hospital Álvarez-Buylla de Mieres al Valle del Nalón en Langreo. De este modo, se informó de que, en lo que va de año, solo se han enviado a nueve pacientes desde el Caudal, la mayoría a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro hospitalario de Riaño. En ejercicios anteriores, advierten de que tampoco hubo una cifra elevada. Así, en 2014 el número de pacientes que fueron trasladados al Nalón fue de 25, la mayoría relacionados con tratamientos de Urología y Diálisis, servicio que entró en funcionamiento en el Caudal en septiembre de 2015.

El lunes, la Agrupación Vecinal de Mieres denunciaba una «una perdida de calidad de servicio de atención en el hospital Álvarez-Buylla»; desde la entidad, que aglutina a unos 70 colectivos del concejo, se indicaba que es necesaria una implicación conjunta de la gerencia del área sanitaria y de la dirección del centro hospitalario. Por eso, se adelantó que va a solicitar una reunión con ambas responsables -Alejandra Fueyo y María Pía Giménez Gómez- con vistas al establecimiento de una mejora del servicio.

Desde la agrupación se indicaba que se está produciendo un incremento de las derivaciones de Mieres al Hospital Valle del Nalón para ser atendidos en algunas especialidades concretas. «Sería preceptivo establecer un transporte con cargo al área sanitaria VII -la del Caudal- que garantice el traslado de los pacientes afectados», se afirmaba desde la Agrupación.

Al respecto, la presidenta del PP en Asturias, Mercedes Fernández, afirmaba el martes en Cabañaquinta el compromiso con la sanidad en la región es clara, «y combatimos esta gestión socialista, que es deficitaria, con colapso en listas de espera. Reivindicamos que el Álvarez-Buylla tiene que ser un referente de calidad en el Caudal».

Pediatra en Aller

Desde Sanidad también se quiso zanjar la polémica suscitada con las bajas de los dos pediatras que trabajan en el concejo allerano, en los centro de salud de Moreda y Cabañaquinta. Se indicó que hubo una respuesta rápida al problema al destinar al municipio a un especialista desde el hospital de Mieres.

Se indicó que el número de cartillas de niños (438 en Moreda y 325 en Cabañaquinta) pueden ser cubiertos por un facultativo; no obstante, se aclaró que la intención en mantener a los dos médicos en cada ambulatorio. Se trata, se continuaba, de un problema «puntual» que ha propiciado que ambos facultativos estuvieran de baja a la vez, ausencias que van a ser de un periodo corto, ya que se prevé en breve se reincorporen a sus puestos.

La junta directiva de la asociación de vecinos de Cabañaquinta mantuvo, el lunes por la noche, una reunión donde se abordó el asunto por la falta del pediatra. La presidenta de la entidad, Isabel Díaz, explicó que recibió la garantía por parte del regidor -David Moreno- de que el servicio se mantendrá en el centro de salud. «Pero vamos a estar vigilantes con lo que suceda», dijo. Y es que el temor se centra en una posible retirada del servicio en la localidad, extremo negado por Sanidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos