El servicio de Radiología del Álvarez-Buylla, premio al diagnóstico cardiaco

La nueva directora de Atención Sanitaria, Pía Giménez, con los doctores de Radiología, José Antonio Llavona y Pérez-Peña. /  PARDO
La nueva directora de Atención Sanitaria, Pía Giménez, con los doctores de Radiología, José Antonio Llavona y Pérez-Peña. / PARDO

Los responsables de la unidad reciben hoy el galardón en Madrid. Desde 2014, han reducido las esperas para realizar las pruebas

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

El hospital Vital Álvarez-Buylla de Mieres cuenta con un equipamiento sanitario de última generación. Esto es así porque el recinto es prácticamente nuevo, ya que se inauguró en 2014. Para ello, no solo es importante tener a disposición la mejor tecnología, también es fundamental sacarle el máximo rendimiento. Y eso es lo que ha logrado el equipo de Radiología del centro que encabeza la doctora Mar Pérez-Peña, quien puso en marcha un plan estratégico para aprovechar las potencialidades de los instrumentos y mejorar así los diagnósticos en enfermedades cardiacas.

De hecho, el proceso supuso un importante trabajo de organización y formación del personal para implantar nuevas técnicas como la tomografía computarizada (TC) de arterias coronarias y la resonancia magnética (RM) de corazón. Este trabajo ha sido reconocido con el premio nacional que otorga la Sociedad Española de Radiología Médica.

Desde Sanidad, indican que estos procedimientos dan cobertura a una población de 147.000 personas, correspondiente a las Áreas Sanitarias VII (Caudal) y VIII (Nalón), y han reducido los tiempos de espera para realizar las pruebas. Previamente, los pacientes se veían obligados a desplazarse al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), el único de la comunidad que las practicaba.

En marzo de 2015 se implantó la técnica de tomografía computerizada para descartar la enfermedad coronaria en pacientes de riesgo. Consiste en un estudio angiográfico de las arterias coronarias por medio de esta novedosa herramienta, lo que permite evaluarlas de forma no invasiva. Desde ese momento y hasta el pasado mes de octubre se ha realizado en 158 pacientes.

La resonancia magnética de corazón, que consiste en el estudio de la morfología y función de este órgano, así como de la viabilidad del tejido miocárdico, se implantó en enero de 2016 y hasta octubre de este año se han llevado a cabo 122 pruebas a pacientes de ambas áreas sanitarias.

Los responsables del servicio recogen hoy el galardón, durante el acto de entrega que se celebra en Madrid y que coincide con el Día Mundial de la Radiología.

Más

Fotos

Vídeos