Simulacros grabados como vídeos educativos

Los niños, en el patio, siguieron la extinción del fuego ficticio. /  J. C. R.
Los niños, en el patio, siguieron la extinción del fuego ficticio. / J. C. R.

Muchos vecinos se acercaron al colegio de Sotrondio alertados por las sirenas de la Policía, los bomberos y las ambulancias

MARTA VARELA SOTRONDIO.

El colegio público Rey Aurelio vivió ayer una mañana intensa. Profesores y alumnos participaron en un simulacro de incendio que se focalizó en la caldera del centro. Fue una actividad enmarcada en la Semana Escolar de la Autoprotección, que se está llevando a cabo en el centro educativo.

La directora del colegio, una vez que acordaron simular el hipotético incendio en la caldera del centro, dio aviso al 112. A los pocos minutos, comenzaron a llegar al patio escolar las fuerzas de seguridad mientras los alumnos iban abandonando sus clases y saliendo al exterior. Todo ello, en menos de tres minutos. Al llegar al colegio, los bomberos y las ambulancias accedieron con las sierenas encendidas, lo que alertó a muchos vecinos que se acercaron al colegio público para ver que ocurría.

Fue tan real que todo salió a la perfección. Fe de ello dieron los vídeos que grabaron los efectivos gracias a la gran coordinación entre el centro, las fuerzas de seguridad, los servicios sanitarios y los bomberos. Por ello, Javier Sánchez, coordinador de Salud Laboral en la Consejería de Educación, explicó que «el buen resultado de este simulacro integral, en el que incluso se atendió y se trasladó a una persona intoxicada, servirá a la consejería para elaborar un vídeo educativo de unos ocho minutos para instruir a la comunidad educativa sobre lo que se debe hacer en caso de una emergencia». Un material gráfico que esperan que sirva a los centros educativos como material de trabajo.

Educación y el Sespa unen esfuerzos para fomentar la cultura de la prevención escolar

Tanto el simulacro integral realizado ayer como el material educativo que se vaya elaborando a partir de ahora, fruto de un convenio entre la Consejería de Educación y el Sespa, con el objetivo de realizar talleres, cursos y charlas en los centros educativos , se utilizará para «fomentar entre los más pequeños la cultura de la prevención y un protocolo de actuación ante situaciones de emergencia».

El centenar de escolares que ayer se dio cita en el patio del colegio Rey Aurelio respondió «muy bien», según los expertos, a las indicaciones recibidas por sus profesores a lo largo de la semana. «Salimos pegados a la pared, en fila, sin empujarnos, ni correr y en el patio nos colocamos lejos del humo, donde nos mandaron los policías», explicaron los pequeños, una vez concluido el simulacro. Tras un desalojo, los alumnos pudieron disfrutar subiéndose a los camiones policiales, ayudando a los bomberos con las mangueras y preguntando lo que se les ocurría. Mientras profesores y responsables del Sespa se felicitaban por el simulacro. Fue una aventura educativa que resultó satisfactoria para todos, menos para el técnico de la caldera. Y es que coincidió en que ayer pasó a hacer la revisión y se encontró allí con el amplio despliegue de seguridad y una columna de humo que salía de salía humo de la sala de máquinas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos