Sofocan un incendio en un garaje de cuatro plantas del centro de Mieres

La entrada al garaje donde se produjo el incendio.
La entrada al garaje donde se produjo el incendio. / J. M. PARDO

El fuego ha afectado a un aparcamiento de cuatro plantas donde se encontraban cerca de 200 vehículos, causando una gran alarma inicial

MARTA VARELA MIERES.

Un sofá guardado en un garaje cerrado en el centro de Mieres pudo ser la causa de un incendio que mantuvo ayer en vilo a los vecinos de la calle Numa Guilhou durante varios minutos. Finalmente, el fuego sólo calcinó los enseres que había en el interior de una cochera, cerrada, ubicada dentro del aparcamiento.

El incendio fue localizado en torno a las dos y media de la tarde cuando un intenso humo alertó a los vecinos de en un garaje de cuatro plantas, en la calle Numa Guilhou 6, en Mieres. De inmediato, llamaron al Centro de Coordinación de Emergencias indicando que salía humo de un garaje de cuatro plantas; una subterránea, una planta al ras y dos plantas superiores.

La persona que alertó del incendio explicó además en el garaje podía haber entorno a 200 vehículos. De inmediato, se movilizó al jefe de Bomberos de la Zona Centro y a treceefectivos de los parques de Mieres, La Morgal, San Martín del Rey Aurelio y Proaza, que se trasladaron con un vehículo nodriza, tres camiones de primera salida, una autoescalera y dos vehículos forestales.

Una vez en el lugar, en el que había humo, los efectivos, con los equipos de respiración autónoma y la cámara de imágenes térmicas, localizaron el fuego. Éste se ubicaba dentro de una cochera, cerrada, y situada en lo que se podría considerar una primera planta, desde la calle. Con una línea de agua se sofocó el fuego que calcinó los enseres que había almacenados en la citada plaza, entre ellos un sofá y varias bicicleta. Las llamas además causaron algunos daños en el techo del garaje.

Ventilación

Los efectivos de Bomberos permanecieron durante varias horas en la zona realizando tareas de ventilación, por seguridad. Los Bomberos también comprobaron que no quedase ningún foco de calor. Las características de la edificiación y su uso como aparcamiento alertó tanto a vecinos como a los bomberos, ante el temor de que el fuego pudiese extenderse a los vehículos, aunque una vez localizado el foco principal el temor desapareció.

A primera hora de la tarde se volvió a la normalidad y muchos propietarios de los vehículos que se encontraban en el lugar del incendio acudieron para comprobar que ninguno había sufrido daños. Alguno de ellos, comentó, tras el susto, que «tendremos que ir a limpiarlos bien por culpa del humo pero no tenemos nada más que lamentar».

Temas

Mieres

Fotos

Vídeos