El Stephen Hawking de Langreo será de gestión pública con plantilla estatal

Balfagón y la consejera Pilar Varela (centro), con el alcalde de Langreo (detrás) durante la visita. / J. C. ROMÁN
Balfagón y la consejera Pilar Varela (centro), con el alcalde de Langreo (detrás) durante la visita. / J. C. ROMÁN

El Imserso iniciará en dos semanas el proceso de selección y los traslados de los 89 trabajadores, que tendrán un coste de 1,2 millones al año

ALEJANDRO FUENTE BARROS (LANGREO).

La directora del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) del Ministerio de Sanidad, Carmen Balfagón, despejó ayer las principales dudas sobre el futuro del centro Stephen Hawking de Barros. La responsable estatal acudió desde Madrid para recepcionar la obra. En el recinto, informó de que el complejo -en el que se atenderá a personas con graves discapacidades neurológicas- será de gestión pública. «El gasto en personal superará los 1,2 millones de euros al año. Será una plantilla de 89 trabajadores para la atención directa de los usuarios. Será personal dependiente del Estado a cargo de los presupuestos de la entidad en su capítulo 1», dijo, dejando así claro cualquier atisbo de duda. El centro será de referencia nacional para impulsar las labores de investigación y no solo asistenciales. Trabajará de forma coordinada, en este sentido, con el Principado, con las áreas de Sanidad y Servicios Sociales.

El único asunto que todavía queda por resolver es la fecha de apertura. El retraso, explicaba, se debe a un problema en el proceso de adjudicación del equipamiento, que se espera pueda resolverse pronto, pero pero Balfagón no se atrevió a dar un plazo concreto sobre el asunto.

Sobre este último aspecto, la directora detalló que una de las empresas que se presentó al concurso -para dotar al centro del equipamiento interior necesario para el servicio, cuantificado en 1,9 millones de euros- ha presentado un recurso en el proceso. La responsable, de hecho, indicó que se trata de una de las herramientas incluidas en las contrataciones para garantizar su transparencia. Lo que no sabe es cuándo estará resuelto esta reclamación para poder llenar el edificio que, en la actualidad, se encuentra totalmente vacío. Solo estaba equipada la cocina. Lo que sí adelantó la directora del Imserso es que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Monserrat, firmará en dos semanas la orden ministerial para la creación del centro y para comenzar con los preparativos para su puesta en funcionamiento. La inversión total del complejo llegará a los 13 millones de euros.

Uno de estos procesos será la contratación de los nuevos empleados, así como los traslados que se puedan realizar dentro del propio Imserso. Y es que la directora indicó que dentro del Instituto ya se han pedido varios traslados. «Hay trabajadores que quieren venir a este edificio, a Langreo», dijo.

Balfagón recorrió las instalaciones de Barros acompañada de la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, y del alcalde de Langreo, Jesús Sánchez. Al término, la responsable del Imserso destacó que se trata «de un magnífico centro de referencia nacional, que nos podemos sentir orgullosos de tenerlo donde lo tenemos». El centro tendrá una capacidad, con el servicio día y habitaciones, superior a los cien usuarios. Parte fundamental de su futuro será la investigación. «Tenemos que apostar por ella, no tendría sentido hacer un centro asistencial que no se desarrollara bajo ese ámbito», dijo, y adelantó que habrá convenio con universidades para «importar y exportar nuestras buenas prácticas».

Por su parte, Pilar Varela no pudo borrar la sonrisa de su rostro al escuchar a la directora del Imserso. Y es que, desde hace tiempo, se venía poniendo en duda la cualidad de referencia nacional del centro -lo que condicionaría su labor de investigación- y también se llegó a barajar una privatización del recinto. Los desencuentros anteriores entre las administraciones nacional y regional parecían ayer totalmente olvidados. «Manteníamos un diálogo sobre cómo iba a ser la gestión de este centro y eso lo concretará la orden ministerial. Carmen Balfagón se ha comprometido a que sea lo antes posible y ya no quedará duda», declaró la consejera. «Estamos de acuerdo con ese modelo y también con que el resto de actividades, que no son de atención directa, pueda ser realizadas por empresas auxiliares (como son la limpieza y el comedor)».

Impulso del servicio

La consejera destacó uno de los principales elementos de futuro para el complejo de Barros. «Este centro está en Langreo, en Asturias, donde el Principado tiene la competencias de Sanidad y Bienestar social que se tienen que volcar para que todo vaya bien». Es por ello, que se firmará un convenio de colaboración para el impulso del centro en el que no se contempla participar en la financiación, pero sí en el intercambio de experiencias y recursos sanitarios de la región.

Especialmente satisfecho estaba el alcalde langreano, Jesús Sánchez. «Hoy (por ayer) es un día de alegría y de un mensaje positivo, estamos hasta dispuestos a olvidarnos de los compromisos anteriores (incumplidos). Ahora queremos mirar al futuro, que es de esperanza, de un centro al que aspirábamos que sea de ayuda a los enfermos, pero también de impulso económico en la zona», dijo. La construcción del centro comenzó en 2009 con la intención de que concluyese dos años después.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos