El Supremo exime a Mieres de pagar cinco millones por tres expropiaciones

La empresa Goncesco pedía una retasación sobre los tres millones ya abonados por el Ayuntamiento

Alejandro Fuente
ALEJANDRO FUENTEMieres

El Ayuntamiento de Mieres se libra de pagar cinco millones de euros de las arcas municipales a la empresa Goncesco. Es la cantidad que reclamaba la constructora tras pedir una retasación que se sumaría a los tres millones ya pagados por el Consistorio. El caso se centra en tres parcelas ubicadas en plena trama urbana que fueron expropiadas en los años ochenta para usos lúdicos. Tras años de disputas, el caso se cierra de forma definitiva ya que no cabe más recursos contra esta decisión judicial.

El vicealcalde del concejo, Manuel Ángel Álvarez, se mostraba ayer más que satisfecho con esta resolución que da la razón al Ayuntamiento, que ya no tendrá que afrontar más pagos a la constructora por estas superficies. «Se acabó porque no se puede recurrir más», afirmaba el concejal.

Tal y como se desprende del texto judicial, el Jurado de Expropiación del Principado de Asturias, valoró las fincas en 394.868 euros, 574.504 euros y 123.344 euros, respectivamente. Después, hubo una demanda posterior por la que hubo un incremento en este justiprecio de 305.000 euros más para la primera de ellas, otros 877.000 para la segunda y un aumento de 123.000 ara la última. A estas cantidades habría que sumar también los intereses de demora; una deuda que ahora ya queda saldada para el Consistorio.

El Pleno aprueba una moción de apoyo a los vecinos de Figaredo tras el cierre de Liberbank

Por otro lado, el Pleno de Mieres -que se celebró ayer- aprobó una moción conjunta de los cuatro grupos de la Corporación (IU, PSOE, PP y Somos) en apoyo a la plataforma vecinal creada el Figaredo tras el cierre de la sucursal de Liberbank. Los afectados ya se han manifestado en varias ocasiones contra la medida de la entidad bancaria que se hizo efectiva el pasado viernes día 16.

Por lo demás, la sesión plenaria se convirtió -por la acción de los grupos de la oposición- en una suerte de debate sobre el estado del concejo al acordar presentar entre las tres formaciones -PSOE, PP y Somos- casi un centenar de preguntas para que respondiese el gobierno local ante la denuncia de «oscurantismo» por parte de IU.

Fotos

Vídeos