Tomas Cueria, exalcalde de Caso: «No es la forma en la que me hubiese gustado salir»

Tomás Cueria al abandonar el Pleno. / JUAN CARLOS ROMÁN

El socialista oficializó ayer la dimisión de todos sus cargos al abrirse un juicio oral por posible prevaricación, tras una denuncia del grupo de IU

MARTA VARELA CAMPO DE CASO.

«¿Quién va a querer entrar en política? Nadie». Era la reflexión que se hacía ayer Miguel Ángel Fernández, secretario del PSOE en Caso, concejal de Ganadería de Caso y futuro alcalde, tras acudir a una emotiva sesión plenaria extraordinaria enla que se dio cuenta de la dimisión del ya exalcalde Tomás Cueria.

El motivo de la dimisión se hacía incomprensible para el grupo municipal socialista, así como para el propio protagonista que, tras hacer balance de su gestión durante los últimos seis años, aseveraba que «no es la forma que a mí me hubiese gustado salir, pero no voy a esconderme porque las cuentas están claras».

Cueria, que entregó las llaves del Ayuntamiento a la primer teniente de alcalde y actual alcaldesa en funciones Rocío Allande, presentó su dimisión «por coherencia y responsabilidad y pensando en el bien del municipio». El motivo fue la apertura de juicio oral, a finales de junio, por presunta prevaricación administrativa.

El proceso contra Cueria se inició tras la denuncia del grupo de IU, en agosto de 2015, ante la Fiscalía por presuntas irregularidades en la asignación de varias contrataciones menores como con una empresa de desbroces, otra de limpieza, una de mantenimiento de depuradoras y otra de clases de gimnasia. Y es que el alcalde, según recoge el auto del Juzgado número 2 de Laviana, levantó el reparo que había formulado la secretaria municipal al no seguirse «los trámites necesarios fijados en la Ley de Contratos del sector público».

El exalcalde tomó la palabra antes de dar paso al punto dos de la sesión en la que se daba cuenta de su dimisión. Tras analizar su gestión desde 2011 entregó las llaves a Allande y se sentó junto al público para seguir el desarrollo del pleno. Apenas unos minutos más. Mañana, reclamará su plaza en Correos para incorporarse al empleo que dejó entrar en política.

Fue una mañana intensa. Las instalaciones municipales estaban más llenas de lo habitual minutos antes del Pleno extraordinario en el que se iba de refrendar la dimisión de Tomás Cueria como edil y alcalde socialista, pero también la mala relación que existe entre su grupo y el de IU.

Ayuntamiento saneado

Cueria antes de dimitir aclaró que «dejo la casa mejor que la encontré, siempre he tratado de hacer lo que los vecinos me pedían día a día por el bien del concejo». A medida que su discurso explicaba el saneamiento económico que fue alcanzando el Ayuntamiento, los proyectos en marcha en materia de infraestructuras, la Sanidad, entre otros, la voz se le quebraba hasta que aseguró «me voy con la cabeza alta y con el privilegio de haber sido alcalde».

Tras la dimisión sólo pidió la palabra su compañero de grupo y futuro primer edil, muy emocionado tuve que interrumpir en dos ocasiones su discurso en el que alternó el agradecimiento a su compañero, con los reproches al grupo de IU por su actuación.

Y llegó el momento de presentar las cuentas con unos datos positivos para el gestor saliente, que en los últimos seis años redujo la deuda a más de la mitad, se liquidaron más de mil facturas pendientes de pago, y deja en cuentas bancarias cerca de medio millón de euros.

A la espera de que la justicia dictamine si hubo o no prevaricación. Caso espera celebrar en diez días una nueva sesión plenaria en la que tome posesión un nuevo concejal, Javier González, y el nombramiento de Miguel Ángel Fernández como nuevo alcalde, ayer afirmó que «nunca entró en mis planes ser alcalde».

Fotos

Vídeos