El trabajo de campo en Llagüezos confirma un asentamiento militar romano

Esperanza Martín realiza mediciones en Villamanín. / E. C.

La historiadora Esperanza Martín realiza prospecciones en la vertiente leonesa de la Vía Carisa y espera iniciar una excavación

A. FUENTE FELECHOSA.

«Estoy muy satisfecha», declaraba ayer la historiadora Esperanza Martín. Se encuentra realizando prospecciones en uno de los lugares que ella bien conoce, en el yacimiento romano Vía Carisa, pero en su vertiente leonesa, en el municipio de Villamanín. «Estamos desbrozando y realizando una topografía en detalle. Era cierto lo que se había propuesto en un primer momento y se ha confirmado que hubo un establecimiento de tropas». También se ha determinado que el campamento ocupaba más extensión de lo que inicialmente se preveía.

El yacimiento romano de Llagüezos se encuentra a unos 1.700 metros de altitud y esto trabajos cuentan, por primera vez, con la implicación económica de la Junta de Castilla y León, que ha aportado 3.500 euros. La partida presupuestaria para realizar una excavación arqueológica no ha llegado todavía y desconoce cuándo será efectiva. Y es que la campaña de un mes puede ascender a los 10.000 euros. «Se podría financiar si los municipios implicados y las administraciones regionales aportaran un poco cada una, facilitando los alojamientos o la mano de obra». Los trabajos actuales van a durar «lo que permita la meteorología».

Además de restos del ejercito invasor del siglo I antes de Cristo, también hay «muchos restos de las tropas franquistas, que aprovecharon la zona para levantar un campamento durante la guerra civil. Hay mucha munición y restos de envases de comida», dijo la arqueóloga.

En verano, el pleno del Consejo del Patrimonio Cultural aprobó declarar Bien de Interés Cultural (BIC) los yacimientos arqueológicos de Picu Llagüezos, Monte Curriellos y L'Homón de Faro, en los concejos de Lena y Aller.

Para Martín, se trata de un paso «importante», ya que supone un «impulso para su desarrollo turístico y para lograr nuevos recursos con los que proseguir con los estudios y los sondeos en la zona». De hecho, espera que esta declaración sirva para reiniciar estos trabajos en la vertiente asturiana, aunque no hay, de momento, perspectivas para ello.

Una investigación anterior se centró en el estudio de este yacimiento para relacionarlo con el campamento de Curriellos, una construcción romana descubierta en el año 2001 a cinco kilómetros de distancia. La arqueóloga defiende que esta ruta fue esencial para la romanización.

Fotos

Vídeos