Los trenes circularán por el subsuelo de Langreo a partir de marzo de 2019

Juan Bravo (en el centro), con el alcalde de Langreo Jesús Sánchez, el consejero de Infraestructuras Fernando Lastra y el director de Carreteras, José María Pertierra. /  J. C. ROMÁN
Juan Bravo (en el centro), con el alcalde de Langreo Jesús Sánchez, el consejero de Infraestructuras Fernando Lastra y el director de Carreteras, José María Pertierra. / J. C. ROMÁN

El proyecto comenzó a ejecutarse en 2009 y finalizará tras una inversión superior a los 100 millones de euros, casi el doble de la inicial

MARTA VARELA LANGREO.

Diez años de obras serán necesarios para que Langreo pueda ver concluido el soterramiento de las vías de Feve por el centro urbano. Treinta meses de obras iniciales, que se convertirán presuntamente en 94. Se eliminarán cinco pasos a nivel, y se invertirán más de 100 millones de euros, tras licitarse la obra en 54, 80 millones, 20 en la superinfraestructura. Queda ahora por valorar la urbanización.

La incertidumbre sobre este final fue disipada ayer por el presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Juan Bravo, quien durante una visita a Langreo ,y tras reunirse con el alcalde Jesús Sánchez y el consejero de Infraestructuras Fernando Lastra, explicó a representantes políticos y vecinos el calendario previsto. «Desde Adif ya estamos trabajando en todos los proyectos de la superinfraestructura, en enero se concluirá este proyecto, esperamos ponerlo en licitación en el mes de marzo y tras un plazo de cinco meses, sobre agosto, se podrá adjudicar para que comiencen las obras». Las previsiones apuntan que «en marzo de 2019 estemos en disposición de realizar las verificaciones de seguridad y ponerlo en marcha en cuanto nos autorice. En una jornada plagada de buenas noticias para los langreanos, hay una pequeña espina que se espera se solucione en las próximas semanas. La obra civil, no está concluida al cien por cien, como estaba comprometido desde el Principado. Según ha podido saber EL COMERCIO faltan algunos retoques que se espera estén finalizados en unos veinte días, aproximadamente.

Algo que si está seguro, y que preocupaba especialmente a los langreanos, es la recuperación y urbanización de los terrenos liberados tras completarse el soterramiento. Bravo anunció ayer su compromiso de colaboración con estos trabajos, junto al Principado y el Ayuntamiento, manifestando que «es nuestra voluntad participar en ese proceso asumiendo nosotros la retirada de toda la estructura ferroviaria que está ahora en superficie, una vez entre en servicio la nueva infraestructura».

Este será el primer paso del proyecto de urbanización de la zona que mayoritariamente correrá a cargo del Principado y el Ayuntamiento langreano. Poco se conoce de esta última fase del proyecto, que deberá esperar al paso de los primeros trenes. Ayer, el consejero de Infraestructuras asturiano Fernando Lastra desveló que el punto principal se situará en «la recuperación y modernización de la zona de El Puente en la actualidad está muy degradad, un tanto delicada que necesita ponerse en valora». Una cambio urbanístico que será posible gracias a la colaboración entre el gobierno regional y el langreano.

Lastra quiso dejar de manifiesto que la conclusión de este proyecto se ha completado porque «esta es una buena forma de trabajar, poniéndonos de acuerdo las tres adminitraciones para desbloquear y finalizar los trabajos». Si alguien estaba satisfecho y así lo demostraba era el regidor langreano Jesús Sánchez que lleva meses trabajando para desbloquear «lo que era un problemón para Langreo que tuvo grandes problemas que hizo pasas muchos sufrimientos a los vecinos del entorno de las mismas». Y enfatizo en «el compromiso creíble» del Principado para urbanizar la zona, por lo que resumió «es un día de mucha satisfacción para todos».

La estación de Sama

Bravo confirmó, durante un paseo por la estación subterránea de La Felguera, que el regidor langreano le manifestó la preocupación de algunos vecinos sobre el cambio de denominación de la estación de Sama, que se ha rotulado con el nombre de Sama-Los Llerones. El máximo responsable del Adif manifestó que «estamos abiertos a estudiar algunas propuestas vecinales, el alcalde ha quedado comprometido a buscar una solución».

Bravo explicó que dicho cambio se debe a que la estación de Renfe ya se denomina Sama, y que de cara a los usuarios «es complicado que dos estaciones se denominen de la misma forma, porque puede crear confusión». El regidor langreano explicó que «consultaremos a los vecinos de Sama».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos