Tuero ve «irrenunciable» la gestión conjunta de las pistas asturianas y leonesas

El director general de Deporte aboga por un modelo de explotación único, mientras que la Diputación de León se inclina por el de Fuentes

A. FUENTE OVIEDO.

«La gestión conjunta de las estaciones de esquí de León (San Isidro y Leitariegos) y las del Principado (Fuentes de Invierno y San Isidro) es un objetivo irrenunciable». El director general de Deporte, José Ramón Tuero, confirmó que hay una conexión directa con la diputación de la provincia vecina para abordar este proceso y que el cambio de modelo de explotación, que plantea el Gobierno leonés, lejos de ser un impedimento, puede suponer un avance.

De hecho, recientemente desde León se apuntó a la posibilidad de privatizar sus dos estaciones, pero ahora mira de forma directa a la gestión de Fuentes de Invierno, donde rige una explotación indirecta (esto es, a través de una empresa pública, Recrea). Por otro lado, está Valgrande-Pajares y las estaciones leonesas que cuentan, en la actualidad, con una gestión directa pública. Al respecto, Tuero dijo que lo sensato es que, para proceder a esta fusión, sería deseable un único modelo de gestión para los cuatro equipamientos invernales.

Unión física en Aller

Por su parte, el alcalde de Aller, David Moreno, insistía recientemente en la necesidad de abordar la fusión física de las estaciones de San Isidro y Fuentes de Invierno -esta segunda, en su concejo- para generar uno de los principales equipamientos del norte del país.

No obstante, antes de esta unión es preciso llevar la electrificación a las pistas alleranas, cuyos remontes, en la actualidad, funcionan gracias a la energía que ofrecen los generadores de gasóleo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos